Internacionales

Satélite norteamericano detectó explosión térmica al caer avión ruso en Sinaí

La inteligencia de Estados Unidos considera que podría ser una especie de explosión interna a partir de un depósito de combustible o una bomba

Accidente avión ruso
Accidente de avión ruso | REUTERS | Mohamed Abd El Ghany

Redacción Central |

Un satélite estadounidense registró una explosión térmica sobre la península egipcia de Sinaí cuando cayó el avión A321 de la línea rusa Kogalymavia el pasado 31 de octubre con 224 personas a bordo, informó la cadena CBS News.

La inteligencia norteamericana considera que podría ser una especie de explosión interna a partir de un depósito de combustible o una bomba.

En ese sentido, la compañía estadounidense de servicios de espionaje Stratfor apunta que la causa más probable de la tragedia es la explosión de una bomba dentro de la aeronave.

Dada la improbabilidad de escenarios alternativos, parece que la explicación más probable de la caída del avión es la existencia de un dispositivo explosivo a bordo, indica.

Stratfor también señaló que tampoco se puede rechazar la posibilidad de un “fallo estructural catastrófico”, aunque aclara que sería poco probable en las circunstancias del desastre ya que esta se produjo después de que el avión alcanzara la altitud de crucero.

Explica que la mayoría de los accidentes aéreos relacionados con un fallo estructural ocurren en una situación de tensión física durante el despegue o el aterrizaje.

La hipótesis de que el avión fue derribado por los yihadistas utilizando el sistema de defensa aérea portátil MANPAD no se maneja ya que el vuelo estaba fuera de su alcance, en tanto también se descartó un fallo eléctrico pues los pilotos habrían sido capaces de aterrizar sin graves consecuencias.

De acuerdo con las primeras conclusiones de investigadores rusos, egipcios y expertos de Airbus e Irlanda, el aparato se rompió en dos pedazos en pleno vuelo antes de estrellarse sobre una inhóspita explanada de difícil acceso del norte del Sinaí.

El examen preliminar de las grabaciones de audio reveló que después de una conversación rutinaria entre los miembros de la tripulación se hallaron unos sonidos inusuales que coinciden con el momento en el que el avión desapareció del radar.

Indica que hubo una situación de emergencia súbita a bordo que tomó por sorpresa a la tripulación, por lo que los pilotos no tuvieron tiempo de enviar una señal de socorro.

La agencia de noticias rusa Tass, citando una fuente de la investigación, confirmó que en el lugar de la caída del Airbus A321 se hallaron elementos que no forman parte del avión.

Estos fragmentos podrían corresponder a pertenencias de la tripulación o los pasajeros; a desechos sin relación con el vuelo que se encontraran previamente en la escena o elementos de un artefacto explosivo, señaló el medio de prensa.

Desde Moscú también se conoció que 196 cadáveres se han trasladado a San Petersburgo para comenzar el proceso de identificación de los cuerpos a partir a partir de las muestras de ADN proporcionadas por los familiares.

El Airbus A321, que cubría la ruta Sharm el-Sheij – San Petersburgo, se estrelló media hora después de despegar.

también te puede interesar