Internacionales

Un puente se está reconstruyendo entre Cuba y Estados Unidos

El Papa Francisco aseguró que la misericordia de Dios es más grande que cada herida, conflicto e ideología

Papa Francisco
Papa Francisco durante su visita a Cuba |

Redacción Central |

El Papa Francisco aseguró en la Plaza de San Pedro que un puente gracias a Dios se está reconstruyendo entre Cuba y Estados Unidos.

Dios siempre quiere construir puentes; ¡somos nosotros quienes construimos muros! Y los muros caen siempre, aseguró en su audiencia general que dedicó a visita apostólica a ambos países.

El Santo Padre insistió en que la misericordia de Dios es más grande que cada herida, conflicto e ideología, “y con esta mirada de misericordia he podido abrazar todo el pueblo cubano en patria y fuera, más allá de cada división”.

Símbolo de esta unidad profunda del alma cubana es la Virgen de la Caridad del Cobre, que hace cien años ha sido proclamada Patrona de Cuba. Fui como peregrino al Santuario de esta Madre de esperanza, Madre que guía en el camino de justicia, paz, libertad y reconciliación, señaló en referencia a su visita a la nación caribeña.

Calificó a la Mayor de las Antillas como una tierra rica de belleza natural, de cultura y de fe, en tanto resaltó que pudo compartir con el pueblo cubano la esperanza del cumplirse la profecía de san Juan Pablo II: que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba.

En cuanto a su viaje a Estados Unidos, precisó que recordó que la más grande riqueza de aquel país y de su gente está en el patrimonio espiritual y ético.

Y así, he querido animar a llevar hacia adelante la construcción social en la fidelidad a su principio fundamental, que todos los hombres son creados por Dios iguales y dotados de derechos inalienables, como la vida, la libertad y el perseguir la felicidad, aseguró.

Respecto a su discurso en las Naciones Unidas, enfatizó en que renovó el ánimo de la Iglesia Católica a aquella institución y a su rol en la promoción del desarrollo y de la paz, llamando en particular la necesidad del compromiso armonioso y activo para el cuidado de lo creado.

He reafirmado también la llamada a detener y prevenir las violencias en contra de las minorías étnicas y religiosas y en contra de las poblaciones civiles.

El obispo de Roma afirmó que en el Encuentro de las Familias en Filadelfia el horizonte se amplió a todo el mundo, “a través del “prisma”, por así decir, de la familia”.

La familia, es decir la alianza fecunda entre el hombre y la mujer, es la respuesta al gran desafío de nuestro mundo, que es un desafío doble: la fragmentación y la masificación, dos extremos que conviven y se sostienen mutuamente, y juntos sostienen el modelo económico consumista, puntualizó.

también te puede interesar