Internacionales

Presidentes de Cuba y Estados Unidos se reúnen en Nueva York

Coincidieron en la necesidad de continuar trabajando en la agenda fijada que incluye áreas de beneficio mutuo y cooperación bilateral

Obama-Castro-ONU
El presidente de Cuba, Raúl Castro, y su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama |

Redacción Central |

El presidente de Cuba, Raúl Castro, y su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, se reunieron este martes en la sede de la ONU, donde ambos intervinieron ante el pleno de la Asamblea General del máximo organismo internacional.

Se trata del segundo encuentro oficial tras el anuncio de la normalización de las relaciones bilaterales.

Tras el encuentro, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla aseguró que la reunión entre ambos jefes de Estado se desarrolló en un ambiente respetuoso y constructivo.

Intercambiaron puntos de vista sobre la reciente visita de su Santidad, el Papa Francisco, a Cuba y Estados Unidos. Coincidieron en la necesidad de continuar trabajando en la agenda bilateral fijada que incluye áreas de beneficio mutuo y cooperación bilateral y en terceros países como Haití, el desarrollo del diálogo sobre asuntos de interés bilateral y multilateral, y la solución de problemas pendientes entre ambos estados, destacó.

Precisó que el primer mandatario de la nación caribeña reiteró que para que haya relaciones normales debe ser levantado el bloqueo, que causa daños y privaciones al pueblo cubano y afecta los intereses de los ciudadanos estadounidenses, entre otros asuntos que son lesivos a la soberanía cubana.

En conferencia de prensa, señaló que respecto a las decisiones ejecutivas y regulaciones a anunciadas en diciembre pasado, Raúl Castro recalcó la necesidad de profundizar su alcance.

El presidente cubano ratificó la voluntad de construir un tipo de relaciones nuevas en toda nuestra historia común entre los Estados Unidos y Cuba, basadas en el respeto y la igualdad soberana, puntualizó.

Advirtió que el bloqueo impuesto a la Mayor de las Antillas persiste en su totalidad y está en completa aplicación, en tanto insistió en que el ritmo del proceso hacia la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana dependerá del levantamiento de esa ilegal medida.

Parrilla reiteró que el 27 de octubre próximo la delegación cubana presentará a la Asamblea General de las Naciones Unidas el proyecto de resolución titulado: Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba.

El bloqueo tiene una grave dimensión humanitaria, es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todos los cubanos, incluso a los que residen fuera de la isla. Es una violación de las reglas universalmente aceptadas del comercio internacional y de la libertad de navegación y es una violación flagrante del derecho internacional y de los propósitos y principios que establece la Carta de las Naciones Unidas, enfatizó.

Señaló que se opone también al espíritu y a la letra de la proclama de la América Latina y el Caribe como zona de paz firmada por todos los jefes de Estado y de Gobierno de la región en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, celebrada en La Habana en enero de 2014.

también te puede interesar