Internacionales

Barack Obama: El “embargo” contra Cuba ya no tiene cabida

El presidente de los Estados Unidos dijo ante Asamblea General de la ONU que confía en que el restablecimiento de las relaciones ayude a que el Congreso pueda eliminar las sanciones que pesan sobre la mayor de Las Antillas

obama-onu
Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos, en la Asamblea General de la ONU | UN Photo/Cia Pak

Redacción Central |

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, durante su discurso pronunciado este lunes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas elogió la labor de la organización durante siete decenios.

Resaltó su papel para prevenir una tercera guerra mundial, al respaldar la democracia y construir un sistema internacional que reconoce la dignidad y el valor de todos los pueblos.

El mandatario señaló que este orden internacional generó la cooperación diplomática entre las principales potencias mundiales y fortaleció la economía mundial que ha sacado a mil millones de personas de la pobreza.

Momento especial de la intervención del presidente estadounidense resultaron las palabras sobre el bloqueo comercial y económico contra Cuba. Aunque se refirió a este como embargo, expresó que ya no tiene cabida.

“El cambio no ocurrirá de un día para otro pero tengo la confianza de que el restablecimiento de relaciones y la posterior apertura de sedes diplomáticas respectivas ayuden a que el Congreso pueda eliminar las sanciones que pesan sobre Cuba”, manifestó.

Señaló que durante 50 años, Estados Unidos desarrolló hacia Cuba una política que fracasó y “hemos cambiado eso”.

Aunque continuarán las diferencias con la nación cubana, indicó que se resolverán mediante relaciones diplomáticas, incrementando el comercio y los lazos pueblo a pueblo.

Gran parte de su discurso estuvo centrado en la situación en Oriente Medio, sobre todo en Siria. Además luego de explicar su intervención en los conflictos internacionales, expresó que su país está dispuesto a trabajar con Rusia e Irán para resolver los mismos.

El presidente Obama también condenó el terrorismo, el racismo, el tribalismo. Alertó sobre los problemas migratorios, sobre los problemas del calentamiento global.

Destacó que no se puede volver a las viejas épocas de conflictos, que no podemos mirar hacia atrás. Vivimos en un mundo integrado en el que a todos nos interesa el éxito del otro.

“La medida de la fortaleza no se define por el control de territorios, la fortaleza de las naciones depende del éxito de sus pueblos”, señaló.

también te puede interesar