Internacionales

Papa Francisco rindió homenaje a las víctimas del 11S

El Santo Padre rezó ante los grandes piletones que recuerdan el lugar donde se levantaban las torres gemelas del World Trade Center

PAPAW1
Papa Francisco visitó el memorial del 11 de septiembre | Globovision

Redacción Central |

Como parte de su visita apostólica a Estados Unidos el Papa Francisco rindió homenaje a las cerca de tres mil personas que murieron en los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas del World Trade Center, y a las seis fallecidas en un primer atentado en 1993.

El Santo Padre rezó ante los grandes piletones que recuerdan el lugar donde se levantaban las estructuras y colocó una rosa en su borde, donde están inscritos los nombres de las víctimas.

Posteriormente en un servicio interreligioso con representantes judíos y musulmanes, aseguró que distintos sentimientos y emociones le genera estar en la Zona Cero donde miles de vidas fueron arrebatadas en un acto insensato de destrucción.

Aquí el dolor es palpable. El agua que vemos correr hacia ese centro vacío nos recuerda todas esas vidas que se fueron bajo el poder de aquellos que creen que la destrucción es la única forma de solucionar los conflictos. Es el grito silencioso de quienes sufrieron en su carne la lógica de la violencia, del odio, de la revancha. Una lógica que lo único que puede producir es dolor, sufrimiento, destrucción, lágrimas, manifestó.

El Santo Padre señaló que el agua cayendo es símbolo también de nuestras lágrimas, “lágrimas por las destrucciones de ayer, que se unen a tantas destrucciones de hoy. Este es un lugar donde lloramos, lloramos el dolor que genera sentir la impotencia frente a la injusticia, frente al fratricidio, frente a la incapacidad de solucionar nuestras diferencias dialogando. En este lugar lloramos la pérdida injusta y gratuita de inocentes por no poder encontrar soluciones en pos del bien común. Es agua que nos recuerda el llanto de ayer y el llanto de hoy”.

Espero que nuestra presencia aquí sea un signo potente de nuestras ganas de compartir y reafirmar el deseo de ser fuerzas de reconciliación, fuerzas de paz y justicia en esta comunidad y a lo largo y ancho de nuestro mundo, afirmó.

Resaltó el obispo de Roma que en las diferencias y en las discrepancias es posible vivir en un mundo de paz, frente a todo intento uniformizador es posible y necesario reunirnos desde las diferentes lenguas, culturas, religiones y alzar la voz a todo lo que quiera impedirlo. Juntos hoy somos invitados a decir «no» a todo intento uniformante y «sí» a una diferencia aceptada y reconciliada”.

también te puede interesar