Internacionales

Francisco se convirtió en el primer Papa en hablar ante el Congreso norteamericano

Exhortó a avanzar juntos, como uno, en un espíritu renovado de fraternidad y solidaridad, cooperando generosamente para el bien común

pope
Papa Francisco ante el Congreso norteamericano |

Redacción Central |

El Papa Francisco exhortó a avanzar juntos, como uno, en un espíritu renovado de fraternidad y solidaridad, cooperando generosamente para el bien común.

Al dirigirse a los miembros del congreso norteamericano insistió en que los retos que enfrentamos hoy nos piden una renovación del espíritu de cooperación, que ha logrado tanto bien en la historia de Estados Unidos.

La complejidad, y la gravedad y urgencia de estos retos nos piden que juntemos nuestros recursos y talentos y nos apoyemos unos en los otros, con respeto por nuestras diferencias y convicciones. Es importante hoy, como en el pasado, que la voz de la fe siga siendo escuchada, porque es una voz de fraternidad y amor que intenta sacar lo mejor de cada uno y de cada sociedad, subrayó.

El Santo Padre reconoció que nuestro mundo es un lugar de violencia, odio y atrocidades brutales que incluso se cometen en nombre de Dios y de la religión.

Todos estamos conscientes de eso y profundamente preocupados por la situación política y social del mundo hoy. Sabemos que ninguna religión es inmune a las formas de engaño individual o extremismo ideológico. Esto significa que debemos estar particularmente atentos a cada tipo de fundamentalismo, así sea religioso o de otro tipo, enfatizó.

Puntualizó que se necesita un balance delicado para combatir la violencia perpetuada en nombre de la religión, una ideología o un sistema económico, y también se debe resguardar la libertad religiosa, intelectual e individual.

Hay otra tentación de la que nos debemos cuidar: la simplificación que ve solo el bien y el mal, o solo a los justos y pecadores. El mundo contemporáneo, con sus heridas abiertas que afectan a tantos de nuestros hermanos y hermanas, nos pide que confrontemos toda forma de polarización que nos dividirían en estos campos, manifestó.

El Sumo Pontífice aseguró que nuestra respuesta debe ser una de amor y sanación, de justicia y paz, “se nos pide coraje e inteligencia para resolver muchas de las crisis geopolíticas y económicas de hoy”.

Nuestros esfuerzos son para restaurar la esperanza, corregir los errores y mantener los compromisos para promover el desarrollo de las personas, insistió.

Igualmente, solicitó abolir la pena de muerte, pues en su opinión “cada vida es sagrada”, y reclamó que se mantenga viva la meta de rehabilitación para aquellos que están en las prisiones.

Hay que defender la vida humana en cada etapa de su desarrollo. Esta convicción me ha llevado desde el inicio de mi ministerio a apoyar la abolición global de la pena de muerte, porque cada vida es sagrada, precisó.

Francisco llamó a los legisladores a cuidar el medio ambiente y crear empleo como parte de su servicio al bien común, un bien común que incluye cuidar la Tierra, “tenemos que esforzarnos en evitar los efectos más graves del deterioro ambiental causado por la actividad humana”.

Subrayó que es hijo de este gran continente del que todos hemos recibido tanto y hacia el que tenemos una responsabilidad común.

El obispo de Roma insistió en que como hijo de inmigrantes la gente de este continente no le teme a los extranjeros, “porque nosotros alguna vez fuimos extranjeros”.

Nuestro mundo está enfrentando una crisis de refugiados de proporciones tales que no se veía desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. No debemos dejarnos asustar de su número, más bien verlos como personas, mirando sus rostros y escuchando sus historias, intentando responder lo mejor que podemos a sus situaciones. Recordemos la regla de oro: haz a los otros lo que quisieras que los otros te hicieran a ti, recalcó.

Previo a su discurso, el Vicario de Cristo fue recibido por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y se reunió brevemente con legisladores y funcionarios del clero local.

En la jornada de este jueves Francisco también tiene previsto visitar un centro caritativo de la parroquia de St Patrick y celebrará un encuentro con los sin techo de Washington.

Posteriormente viajará hacia Nueva York, donde participará en la celebración de las Vísperas con el clero, religiosos y religiosas en la Catedral de San Patricio.

(Visited 4 times, 1 visits today)

también te puede interesar