Internacionales

Se recupera zona chilena afectada por terremoto y tsunami

Tras la catástrofe comenzó el restablecimiento de los servicios

Michelle Bachelet
Michelle Bachelet |

Redacción Central |

La recuperación de la zona de Chile siniestrada el miércoles por un terremoto seguido de un tsunami, que dejaron hasta ahora 13 muertos y seis desaparecidos, comenzó con el restablecimiento de servicios básicos, como agua y electricidad.

Contrariamente a opiniones acerca de que el gobierno carece de recursos para enfrentar la reconstrucción, la presidenta Michelle Bachelet aseguró el viernes que sea lo que cueste, asumiremos sus costos.

El ministro de Hacienda Rodrigo Valdés se sumó a la mandataria al señalar que existen los recursos suficientes, pese a la merma en las arcas fiscales provocada por la desaceleración económica mundial y las ocho tragedias naturales ocurridas en el país desde que Bachelet asumió el 11 de marzo de 2014.

El sismo de 8,3 grados de magnitud azotó las regiones noroccidentales de Coquimbo, O’Higgins y Valparaíso con saldo además de mil 594 damnificados y cuantiosas pérdidas materiales, entre ellas 262 viviendas destruidas y 418 con graves daños, según la Oficina Nacional de Emergencia.

La ministra de Salud Carmen Castillo llamó a la tranquilidad y aseguró que toda la red sanitaria resistió y funciona.

El sismo se produjo a las 19:54 hora local del miércoles frente a la costa de Coquimbo, cerca de la localidad de Canela Baja y la ciudad de Illapel, a 16 kilómetros de profundidad y llegó a sentirse incluso en la capital argentina, Buenos Aires, así como en algunas zonas de Brasil, Uruguay y Paraguay.

Según el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, el viernes se registraron más de 60 réplicas de una magnitud de tres a seis grados, lo que eleva a cerca de 200 los movimientos asociados a la remezón del miércoles.

La presidenta Bachelet impuso el estado constitucional de catástrofe en la región de Coquimbo, unos 460 kilómetros al norte de Santiago, donde las olas del tsunami alcanzaron de cuatro a cinco metros de altura, sobrepasaron las barreras de contención y alcanzaron viviendas y locales comerciales.

El alerta temprana contra este fenómeno permitió la evacuación inmediata de más de un millón de personas hacia zonas seguras.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) se solidarizó con Chile tras el terremoto y el tsunami “que han ocasionado lamentables pérdidas de vidas humanas, personas desaparecidas y severos daños materiales”, señaló la entidad en un comunicado, que respalda los esfuerzos emprendidos por el gobierno para rehabilitar las zonas afectadas.

La nota, difundida por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Ecuador, país que ocupa la presidencia pro tempore del organismo que integran 33 naciones, expresa también sus condolencias a los familiares de las víctimas.

también te puede interesar