Internacionales

Ocho fallecidos y un millón de evacuados en Chile

Un millón de personas fueron evacuadas de las costas luego de que el fuerte sismo sacudiera gran parte del centro y norte del país

Los habitantes de Valparaíso suben a los cerros de la ciudad ante el temor de un tsunami
Los habitantes de Valparaíso suben a los cerros de la ciudad ante el temor de un tsunami |

Redacción Central |

Al menos 8 personas murieron y un millón tuvieron que ser evacuadas tras el terremoto de 8,4 grados de magnitud que sacudió este miércoles gran parte del centro y norte de Chile.

El movimiento telúrico, el tercero más fuerte en la historia de la nación sudamericana, tuvo su epicentro a 46 kilómetros al oeste de la localidad norteña de Canela y 15,7 kilómetros de profundidad.

Medios de prensa refieren que el potente temblor causó grandes afectaciones en las Choapa, Illapel, Salamanca, Canela y Los Vilos y Coquimbo.

Ante el fenómeno natural, la presidenta Michelle Bachelet decretó zona de catástrofe para la provincia de Choapa y Coquimbo, donde su Gobierno entregará mayores recursos para atender la emergencia.

En conferencia de prensa, la primera mandataria informó que viajará este jueves a la zona del siniestro para ver cuáles son las necesidades de apoyo, “queremos hacer una evaluación precisa en el terreno”.

Vamos a ir con los ministros de Salud, Energía, Economía y algunos parlamentarios. Allí están el ministro de Obras Públicas y Vivienda, indicó.

Confirmó que aunque el servicio eléctrico se está reponiendo, todavía quedan 100 mil familias sin luz, la mayoría en Coquimbo.

Desde el punto de vista de salud, todos los hospitales están funcionando, incluso en los lugares donde no hay luz. Hubo un despliegue rápido. Se tomaron las medidas de manera oportuna. La respuesta ha sido buena, reconoció.

El Ministerio de Educación ordenó la suspensión de clases este jueves en ocho regiones de la nación, desde Atacama hasta Los Lagos, pasando por zona metropolitana donde se encuentra la capital, Santiago.

Tras el temblor, las autoridades decretaron una alarma de tsunami y la evacuación del borde costero del país, pero luego se canceló la alerta.

El sismo de 8.4 grados ocurrió justo cuando millones de chilenos se preparaban para disfrutar de un largo fin de semana de celebración a propósito de las fiestas patrias

Se trata del segundo terremoto más fuerte de los últimos 55 años en Chile, donde en febrero de 2010 se registró uno de 8,8 grados, que fue seguido de un tsunami que arrasó varias localidades costeras e insulares del centro y sur, dejando 526 muertos, 800 mil  damnificados y daños valorados en 30 mil millones de dólares.

también te puede interesar