Internacionales

Multiplicado por cuatro el tráfico marítimo mundial

El número de barcos que se mueven por los océanos crece de manera vertiginosa, como también la contaminación del agua, del aire y el ruido en mar abierto

transporte-maritimo-buque
Transporte marítimo |

Redacción Central |

El tráfico marítimo en los océanos del mundo se ha multiplicado por cuatro en los últimos 20 años, agravando de paso la contaminación del agua, del aire y el ruido en mar abierto, indica un estudio efectuado por el Instituto para la Explotación del Mar, en Plouzane, Francia.

El número de barcos que atraviesan los mares creció en un 60 por ciento de 1992 a 2002, pero su avance fue aún más rápido durante la segunda década del presente siglo y ha alcanzando un máximo de tasa de aumento de 10 por ciento anual en el 2011.

Este nuevo estudio de cuantificación del tráfico mundial de buques utilizó datos registrados por satélites para estimar el número de barcos en el océano cada año de 1992 al 2012.

Este tráfico subió en todos los océanos de forma consecutiva durante los 20 años comprendidos en el estudio, excepto en la costa de Somalia, debido a que el aumento de la piratería detuvo casi por completo la navegación comercial desde el año 2006.

En el Océano Índico, donde se encuentran las rutas marítimas más transitadas del mundo, el tráfico de buques creció en más de un 300 por ciento en ese lapso, concreta la investigación.

Los buques propulsados por combustibles fósiles vierten aceite, petróleo y residuos en el agua; emiten gases en el aire y son una fuente importante de contaminación acústica, dañina para los mamíferos marinos, dijo Jean Tournadre, autor del estudio.

“Me pareció bastante preocupante que el tráfico de buques crezca tanto, incluso en regiones muy remotas del mundo sobre todo cuando sabemos que constituyen la principal fuente de contaminación en el océano abierto”, comentó.

La ruta que más envenena los mares es la de Sri Lanka-Sumatra-China, donde se registra un aumento del 50 por ciento en dióxido de nitrógeno, un contaminante común del aire, agrega la investigación que será publicada en la revista Geophysical Research Letters.

Este estudio es el primero de su tipo en efectuar un seguimiento detallado del tráfico de buques a escala mundial mediante el sistema de identificación automática (AIS), señaló dijo Tournadre.

Como el sistema AIS no funciona a la perfección cuando las naves están en mar abierto, porque quedan fuera del alcance de las estaciones terrestres de base u otros buques, entonces la información se ajusta por satélites. (Redacción Central-La Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar