Internacionales

Una quinta parte de la población de Costa Rica vive en la pobreza

El dos por ciento de la población más rica gana 48 veces lo que percibe el 10 por ciento de los hogares más pobres

Pobreza y desigualdad en Costa Rica
Pobreza y desigualdad en Costa Rica | crhoy.com

Redacción Central |

El desempleo y la baja escolaridad son dos factores que inciden negativamente en Costa Rica, donde una quinta parte de su población vive en la pobreza, según advierte el Informe del Estado de la Nación que publican anualmente cuatro universidades públicas de ese país, junto a la Defensoría de los Habitantes.

El documento sostiene que la pobreza en Costa Rica durante 2013 afectó al 20,7 por ciento de la población, y alerta que esos niveles se mantienen desde la década de 1990.

Señala, además, que en 2013 se reportó la mayor desigualdad social registrada en los  últimos 14 años en el país, pese a un incremento real de los ingresos de los hogares en general.

Un dato que demuestra esta situación es que “el dos por ciento de la población más rica  gana 48 veces lo que gana el 10 por ciento de los hogares más pobres de Costa Rica”,  manifestó el coordinador general de investigación del Programa, Leonardo Merino.

Otra realidad difícil de ocultar es que en 2013 los ingresos promedio del 20 por ciento de los hogares más ricos del país fueron 13 veces mayores que los del 20 por ciento más pobres.

Los investigadores indican que situaciones vinculadas al mercado de  trabajo, tales como el desempleo y los salarios inferiores a los mínimos de establecidos por la ley, así como el deterioro de los servicios médicos y similares y la disminución del poder adquisitivo de la población son generadores importantes de pobreza y desigualdad social.

Una de cada tres personas ocupadas, un total de 395 mil 295 trabajadores, reciben remuneraciones por debajo de los montos fijados por la ley, precisa el estudio.

Las principales víctimas de esta situación son los residentes de zonas rurales, los habitantes de las provincias costeras y fronterizas, así como los migrantes, que representan una masiva fuerza laboral en Costa Rica.

Los datos que  provienen de la  información desprendida en la Encuesta Nacional de Hogares de julio 2013 y que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), son ilustrativos:

En cuanto a la pobreza, esta afecta al 20,7 por ciento  de los hogares costarricenses (285 mil 467 hogares), y de ellos un 6,4 (88 mil 557) está en condición extrema.

– El 32,3 por ciento de los ocupados no recibe el salario mínimo.

– El 6,7 por ciento de los asalariados no tiene reconocimiento de sus derechos laborales.

– El 41,2 por ciento de los jóvenes de entre 15 y 24 años sufre algún tipo de exclusión socioeconómica (los llamados ninis: ni trabajan, ni estudian).

– El 65 por ciento de las personas con discapacidad está fuera del mercado laboral.

– La mayoría de las mujeres dedica más tiempo al trabajo no remunerado por día: seis horas frente a las 3,5 de los hombres.

– La mayoría de las víctimas por homicidios (por robos y drogas) son hombres jóvenes.

– Disminuyó el interés por las energías renovables y fuentes limpias.

– Aumentó la huella ecológica negativa.

Pero, además, informe subraya el hecho de que Costa Rica es el país más caro de América Latina

Según Merino, en una situación hipotética en que todos los trabajadores recibieran el salario mínimo, la desigualdad social se reduciría en un 14 por ciento.

Asimismo, si se llevara el desempleo a cero y toda la población laboral  tuviera educación secundaria completa, la pobreza se reduciría a la mitad, un  10,2 por ciento de los hogares, aseguró.

El análisis plantea las contradicciones en el modo de distribución de la riqueza, pues el PIB de la nación aumentó hasta un siete por ciento.

“El país ha fallado en definir adecuadas políticas de empleo y no se ha  preocupado por garantizar la calidad y eficiencia del gasto en educación”,  lamentó el director del Programa de investigación, Jorge Vargas Cullel.

también te puede interesar