Internacionales

Mujeres acosadas, una plaga más en América Latina

Seis de cada diez mujeres son acosadas físicamente en los transportes públicos de las principales capitales de Latinoamérica

Acoso
Las mujeres sienten temor de viajar solas en el transporte público |

Redacción Central |

El transporte de Bogotá es el más inseguro del mundo para las mujeres, seguido por el de Ciudad de México y Lima, según arroja un sondeo efectuado por la Fundación Thomson Reuters y presentado en Londres, Gran Bretaña.

En el caso específico de la capital colombiana, las mujeres entrevistadas coincidieron en manifestar que sienten temor de viajar solas en el sistema de autobuses articulados que recorre la ciudad, sobre todo cuando oscurece, y agregan que desconfían de que las autoridades actúen a fondo frente a los abusos de los que son víctimas.

En Ciudad de México, el 64 por ciento de ellas dijo que habían sido “toqueteadas o experimentaron algún tipo de acoso en el transporte público”, según el informe.

En Bogotá esta cifra es del 57 por ciento y en Lima del 58 y a estas urbes les siguen Delhi (India) y Jakarta (Indonesia). En el orden inverso, es decir, las ciudades más seguras, se sitúa Nueva York, en Estados Unidos.

Esta encuesta de Fundación Thomson Reuters sobre percepción de seguridad se efectuó por Internet a seis mil 550 mujeres y a expertos en género en las 15 capitales mayores del planeta.

El hecho de que las mujeres hagan cada vez más visibles los acosos que sufren en el transporte público se debe a que la ciudad avanza en reconocer estas situaciones como un delito, comentó Lisa Gómez, de la Secretaría de la Mujer en Bogotá.

Una de las razones por las que las mujeres se sienten inseguras en el transporte bogotano se debe a que prevalece una cultura machista y de tolerancia social frente a los acosos, indica.

A ello se suma el que en Colombia este tipo de delitos se conocen como “injuria por vía de hecho” y no como acoso sexual, por lo que los agresores regresan a la calle a las pocas horas de ser detenidos y “eso, al final, lo que genera en las mujeres es impotencia”, comenta Gómez.

Una variante aplicada, a manera de remedio, es el vagón exclusivo para mujeres que las hace ahora sentirse más seguras desde que entraron en funcionamiento, según un sondeo del Observatorio de Mujeres y Equidad de Género de Bogotá, realizado a 10 mil usuarios del transporte público. (Redacción Central-La Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar