Internacionales

América Central es para Estados Unidos una “trinchera geopolítica”

Estados Unidos ve a Centroamérica como “una importante trinchera geopolítica”, opina Rigoberta Menchú

Premio Nóbel de la Paz, Rigoberta Menchú
Premio Nóbel de la Paz, Rigoberta Menchú | César Pérez

Redacción Central |

La postura estadounidense hacia los países latinoamericanos, especialmente los de Centroamérica, no ha variado porque Washington sigue viendo a la región, y en particular a Guatemala, como “una importante trinchera geopolítica”, dijo Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz.

“El problema clave de hoy en Guatemala es la criminalización que impulsa nuevos terrorismos de Estado. (…) y aquí muchos intelectuales afines al gobierno promueven ideas fascistas y generan neorracismo”, comentó a Russia Today.

“Mi país posee una gran riqueza natural, así que los nuevos ricos recurren a cualquier método para controlarlo y explotarlo”, agregó.

El monoculturalismo, la imposición de una sola cultura, la occidental, hace que los indígenas deban renunciar absolutamente a todo para tener una oportunidad y “es muy triste ver cómo nuestros pueblos se ilustran en esa forma de esclavitud contemporánea”, acentúa.

A pesar de que los latinoamericanos estamos empezando a imponer una visión propia de la riqueza de nuestros países y buscamos nuevas rutas, uno de los obstáculos claves en este camino es “la doctrina racista” que “impregna la vida, la comida y hasta la religión”.

“Todos los santos católicos son blancos” y “el racismo tiene también un origen económico porque los habitantes del campo y áreas marginales normalmente sufren discriminación”, apunta.

El racismo es una enfermedad mental muy relacionada con el colonialismo y la idea de la superioridad racial que lo sustenta, concluye.

Menchú recibió el Premio Nobel de la Paz en 1992, a la edad de 33 años, convirtiéndose en ese momento en la ganadora más joven del galardón y la primera indígena en lograrlo.

También fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1998, ha sido embajadora de buena voluntad de la UNESCO y ha actuado como mediadora en el proceso de paz entre el gobierno de Guatemala y la guerrilla. (Redacción Central-La Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar