Internacionales

Corta las manos Boko Haram a los que incumplen la ley islámica en su califato

El grupo negó que vaya a liberar a las más de 200 niñas secuestradas

Abubakar Shekau
Abubakar Shekau es el líder del grupo nigeriano militar islamita, Boko Haram | AFP

Redacción Central |

El grupo terrorista Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, declaró otro califato en la localidad de Mubi, en el noreste de Nigeria y allí cortó las manos a 10 personas  que incumplieron su interpretación de la ley islámica.

De acuerdo con informaciones de la prensa local, los miembros del grupo izaron su bandera e impusieron un califato islámico en Mubi, la segunda ciudad más poblada del estado de Adamawa, con 250 mil habitantes.

Hasta el momento, más de 15 localidades del norte del país están bajo el control de los terroristas tras haber asesinado a centenares de personas, en su mayoría cristianas, lo que supone su primer paso en firme para lograr el objetivo de implantar el estado islámico en el país.

En Mubi, testigos de los hechos en que fueron cortadas las manos a las personas declaradas culpables de diversos delitos, aseguran, además,  que dos imanes fueron decapitados por Boko Haram por supuestamente predicar en contra del grupo terrorista.

Centenares de personas ya han abandonado la zona por miedo a las represalias de los terroristas, que predican el Islam y reclutan yihadistas para su causa.

Este fin de semana, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, negó en un vídeo que el grupo terrorista haya alcanzado un alto el fuego con el Gobierno nigeriano y que vaya a liberar a las más de 200 niñas secuestradas hace seis meses en una escuela de Chibok, en el norte del país.

“El asunto de las niñas está olvidado porque hace tiempo que fueron casadas”, aseveró  Shekau, quien avisó de que las menores no volverán con sus familias.

también te puede interesar