Internacionales

En juego control del Congreso en EE.UU., elecciones este martes

Se elegirán, además, 36 gobernadores, y hay 146 temas de política local a consulta

congreso2
Congreso de los EE.UU. |

Redacción Central |

Más de 229 millones de ciudadanos con derecho a voto deberán elegir 36 senadores (33 en elección de turno y 3 en elección especial) de los 100 que componen la Cámara Alta; los 435 representantes que conforman la Cámara de Representantes, 36 gobernadores, 189 cargos ejecutivos estatales y decenas de alcaldes y consejos locales de la mayor parte de las ciudades del país.

Además, en varios estados, los votantes podrán dar su opinión acerca de 146 cuestiones de política local y estatal sobre temas diversos, desde la legalización del matrimonio homosexual o no, el fracking  que es la técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo, la concesión de determinados subsidios o el poder de la Policía.

Pero lo más determinante en las elecciones de medio término en Estados Unidos es que  demócratas y republicanos definirán el control del Senado con la votación de varios Estados polarizados por temas muy controversiales.

La Cámara de Representantes está controlada por los republicanos pero la posibilidad de que los demócratas pierdan  la mayoría en el Senado es un riesgo evidente.

Los expertos apuntan que “si los republicanos logran seis escaños más de los que ahora tienen en el Senado obtendrán la mayoría, decisiva para el Presidente ya que todavía quedan por aprobar varias leyes de gran trascendencia para las que necesita el apoyo del Senado, entre otras, la Reforma Migratoria, la aplicación completa de la Reforma de Salud o la subida del salario mínimo en todo el país”.

Tradicionalmente, estas elecciones de mitad de mandato presidencial son más un referéndum respecto a la gestión del inquilino en la Casa Blanca que una votación sobre el Congreso y sus integrantes.

Obama cuenta ahora mismo con los niveles de aprobación más bajos desde que llegara a la Casa Blanca hace seis años, con alrededor de un 54% de desaprobación a su gestión por parte de los ciudadanos. La presencia del presidente no es bienvenida en los estados con listas cerradas.

La imagen de Obama, junto a la gestión de la crisis del ébola en las últimas semanas y la lucha contra el yihadismo en Irak y Siria liderada por Estados Unidos, han sido los temas más discutidos durante la campaña en todo el país.

El Partido Republicano, con 233 escaños, es mayoritario desde 2011 en la Cámara de Representantes y espera ampliar la mayoría en estas elecciones y está a punto de tener la más grande mayoría desde que el presidente Herbert Hoover estaba en la Casa Blanca hace más de 80 años.

El Partido Demócrata, con 53 senadores, domina el Senado pero, según varios sondeos, los republicanos ganarán los seis escaños necesarios para la mayoría.

Si esto ocurre, la derecha controlará las dos Cámaras del Congreso. Esto agravará las dificultades de Obama para imponer su programa y modelar su legado, su lugar en la historia: la obsesión de todo presidente cuando se acerca la hora de abandonar el poder,  antes de acabar su segundo y último mandato.

La líder de la minoría en el Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, advirtió este domingo que las elecciones de este martes “podrían ser catastróficas” para el Partido Demócrata.

también te puede interesar