Internacionales

Más de 500 imputados y casi mil 700 causas abiertas por corrupción en España

En los últimos días han sido implicados numerosos dirigentes del gobernante Partido Popular, que comanda Mariano Rajoy

Mariano Rajoy
Mariano Rajoy |

Redacción Central |

En las dos últimas semanas se produjo en España  una explosión de denuncias y detenciones por casos de corrupción de importantes políticos vinculados al gobierno de Mariano Rajoy.

Hay tantos casos abiertos por delitos de cuello blanco que a muchos en la nación ibérica les cuesta seguir el goteo de noticias sobre detenciones y juicios.

Las sospechas de corrupción han salpicado a la familia real, gobierno, partidos, sindicatos, bancos, empresas y clubes de fútbol.

Los medios de prensa destacan que en estos momentos hay más de 500 imputados y casi mil 700 causas abiertas, mientras un estudio publicado en 2013 cifró en 40 mil  millones de euros el coste social de la corrupción en el país europeo.

Los casos afectan a los máximos niveles del gobernante Partido Popular (PP) y las investigaciones en marcha salpican tanto a quienes han sido miembros del Gobierno  como a dirigentes autonómicos,  numerosos alcaldes y responsables municipales.

En una comparecencia ante el Senado el martes, Rajoy trató de sintonizar con la ciudadanía y expresó que comparte la indignación. Asimismo, pidió disculpas a los españoles “por haber situado en puestos de los que no eran dignos a quienes en apariencia han abusado de ellos”.

La lista de escándalos que se suceden en España proyecta  la imagen de un país en el que la corrupción está mucho más extendida de lo que se creía.

Incluso algunas de las personas más poderosas del país se encuentran ahora en la picota, como Rodrigo Rato, que fue vicepresidente del gobierno y director gerente del Fondo Monetario Internacional, o Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI.

El pasado año, por ejemplo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cifró en mil 661 las causas abiertas en los diferentes órganos judiciales españoles por delitos relacionados con la corrupción.

Pese a este abultado número de procesos, la cifra de personas que actualmente están en prisión cumpliendo condena es muy reducida, sobre todo debido a la dilatación de los trámites  judiciales, que en muchos casos son muy amplios y la investigación abarca un amplio periodo de tiempo.

Por ejemplo, en el caso Gürtel que se destapó en 2009,   sólo el extesorero del PP Luis Bárcenas está actualmente en prisión. El resto de imputados, más de 150, están aún a la espera de que finalice la fase de instrucción de la causa que investiga el juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional.

Por eso no sorprende el desencanto de los españoles para los que la corrupción es la segunda mayor preocupación, solo superada por el desbordado desempleo (que asciende al 24 por ciento), según el estatal Centro de Investigaciones Sociológicas.

Ni al opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE)  ni a otros partidos contrarios al Ejecutivo les pareció suficiente que Rajoy pidiera  perdón por los casos de corrupción y le exigieron  este miércoles  explicaciones y medidas frente a un asunto que ha ido ganando magnitud  en los últimos diez días y ha situado a la formación conservadora contra las cuerdas.

“Usted está asediado por la corrupción”, le lanzó en el Congreso de los Diputados el jefe de la oposición, el socialista Pedro Sánchez.

Pero Rajoy, un día después de pedir disculpas en un gesto inédito, aunque  forzado por la presión de varios líderes dentro de su partido, intentó minimizar las cosas y lanzó contra el PSOE sus propios casos de corrupción.

“Vamos a trabajar para que no se vuelva a producir”, señaló conciliador  el jefe del gobierno, y llamó al pacto contra la corrupción del que los socialistas se retiraron esta semana tras la macrooperación en la que fue detenido medio centenar de personas, la mayoría cargos públicos o funcionarios del PP.

también te puede interesar