Internacionales

Agredidos dos niños africanos en una escuela en Nueva York por el ébola

Fueron golpeados por los demás estudiantes, quienes se negaron a entrar en contacto con objetos que los menores senegaleses habían tocado

Ébola abuso
Ousmane Drame junto a su hijo Pape. Los hijos de Drame han sido agredidos física y verbalmente en la escuela por estudiantes que asocian sus lazos con Senegal al Ébola | Robert Kalfus

Redacción Central |

Una nueva expresión de la histeria discriminatoria que se abre paso en Estados Unidos con el ébola, tuvo lugar en una escuela de Nueva York cuando dos niños de 11 y 13 años que recientemente regresaron a EE.UU. procedentes de Senegal fueron agredidos físicamente por sus compañeros.

Reportes de prensa dan cuenta que los dos hermanos presentan heridas graves por los golpes recibidos y el padre declaró que los demás estudiantes se burlaron de sus hijos y se negaron a entrar en contacto con objetos que los menores, residentes del Bronx, habían tocado.

Ousmane Drame, el padre de los menores, comentó a la televisión que sus hijos nacieron en Estados Unidos, pero están tan perturbados por la experiencia que quieren regresar a África.

“Esta gente me dice ébola”, se quejó uno de los niños a su padre. “Ni siquiera quieren saber mi nombre”.

Charles Cooper, del Consejo Africano de Asesoría, manifestó la gravedad del hecho porque estos muchachos prueban que hay “el estigma del ébola y es necesario hacer algo”.

Cuando se presentó el primer caso de ébola en la ciudad de Nueva York (un médico de Manhattan), todo lo que tocó desde que regresó de Guinea quedó sometido a escrutinio. Se sometió a desinfección hasta un bar al que asistió mientras los medios se preguntaban si el ébola podría contagiarse a través de una bola de boliche.

Paradójicamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que Senegal es un país libre de ébola.

El congresista José Serrano, legislador que representa a la parte del Bronx en la que atacaron a los dos niños, criticó los hechos en un comunicado y llamó a la población a repudiar tales acciones. “No podemos permitir que la epidemia del ébola estigmatice a una población”, señaló.

El representante recordó que “el ébola no es un problema del oeste de África ni un problema africano, es un problema de salud mundial. En vez de incitar el miedo y discriminar a los demás, necesitamos solidarizarnos mientras lidiamos con esta terrible enfermedad”.

también te puede interesar