Internacionales

Rechazo mundial al criminal bloqueo contra Cuba

Estados Unidos aislado en su extraterritorial política de agresión, solo acompañado por Israel

ONU
Organización de Naciones Unidas (ONU) |

Redacción Central |

La Asamblea General de la ONU adoptó hoy con el respaldo de 188 de sus 193 miembros la resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

Solo se opusieron los propios Estados Unidos e Israel, mientras se abstuvieron Micronesia, Palau e Islas Marshall.

Por vigésima tercera ocasión consecutiva, el principal foro de las Naciones Unidas llama de manera categórica al levantamiento del cerco aplicado por Washington durante más de medio siglo, con afectaciones económicas estimadas en un billón 112 mil 534 millones de dólares y un daño humano incalculable.

El canciller Bruno Rodríguez fijó la postura cubana en la plenaria de la Asamblea dedicada a debatir, consecutivamente desde 1992, el bloqueo de la Casa Blanca contra La Habana.

En su intervención ante la Asamblea, Rodríguez se refirió a otras muestras de la hostilidad de Washington, como la absurda inclusión de Cuba en su unilateral lista de Estados patrocinadores del terrorismo internacional y el ilegal uso de tecnologías de la información como armas desestabilizadoras.

Denunció que los daños humanos por el bloqueo de Estados Unidos contra la nación caribeña crecen y su impacto resulta imposible de calcular.

“Son ya el 77 por ciento de los cubanos los que nacieron bajo estas circunstancias. El sufrimiento de nuestras familias no puede contabilizarse”, advirtió, mientras recordó que “ninguna persona honesta, en el mundo ni en Estados Unidos, podría apoyar las devastadoras consecuencias de una política prohibida por muchas convenciones internacionales, incluida la de Ginebra de 1948 contra el genocidio”.

El canciller destacó la reiteración de la voluntad de Cuba de relacionarse de forma civilizada con su vecino del norte, que mantiene el cerco desconociendo el rechazo casi unánime de la comunidad internacional

“Invitamos al gobierno de los Estados Unidos a una relación mutuamente respetuosa, sobre bases recíprocas, basada en la igualdad soberana, los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas”, señaló.

Poco después, habló una vez más el representante de Estados Unidos para repetir como un estribillo sus mismas palabras para intentar justificar el bloqueo.

En nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el representante de Costa Rica expresó la profunda preocupación sobre el recrudecimiento de la dimensión extraterritorial del bloqueo, así como la creciente persecución a las transacciones financieras internacionales de Cuba.

Recordó que esa estrategia, iniciada en el año 1959, devino un sistema severo de medidas unilaterales que se han prolongado en el tiempo y han generado severas pérdidas económicas al pueblo cubano.

El representante de Argentina, Héctor Marcos Timerman, lamentó a nombre del Mercosur (Mercado Común del Sur) que se  mantenga y extremen las medidas coercitivas unilaterales contra la economía y desarrollo social cubanos, y que el gobierno norteamericano persiga ferozmente las transacciones financieras de Cuba en el extranjero.

El bloqueo es un ejemplo de política obsoleta, que ya no tiene cabida en el mundo de hoy y, además, se trata de algo legalmente indefendible, agregó Timerman.

Por el Movimiento de Países No Alineados (NOAL), Mohamed Javad Sharif, representante de Irán, ratificó el  llamamiento para que la administración estadounidense ponga fin a su política de aislamiento a Cuba, que niega el derecho internacional, la Carta de la ONU y las normas de convivencia.

Las restricciones estadounidenses a los cubanos impactan negativamente sobre todos los sectores de la sociedad y de su economía, en particular la salud pública, la alimentación, las transacciones financieras y de tecnologías, aseguró el diplomático iraní.
No obstante, agregó, Cuba ha ofrecido una respuesta más rápida que otros países desarrollados para contrarrestar los efectos de la epidemia del ébola en varias naciones africanas, al enviar brigadas sanitarias que ya prestan servicios en el terreno.

Por su parte, Yusuf Mc Dadlly Juwayeyi, representante permanente de Malawi, expuso los criterios de la Organización de la Unidad Africana en rechazo a esa cruel política y recordó que Cuba ha prestado y presta una inmensa ayuda a los pueblos africanos en un sector tan sensible como el de la salud y recientemente envió a más de dos centenares de colaboradores a enfrentar el ébola en la parte occidental de África.

También Samir S. Shihabi, representante permanente del Reino de Arabia Saudita, al hablar en nombre del Grupo de Países Árabes, destacó la adhesión de ese colectivo de Estados al proyecto de resolución presentado por La Habana  y el rechazo al carácter inadmisible de una política que busca perjudicar seriamente a un pueblo y a terceras naciones que comercien con este.

De acuerdo con el representante de Barbados en nombre de la Caricom, Joseph Goddard, el bloque se suma una vez más al rechazo internacional visible experimentado durante los pasados 22 años en esta sede en contra de esa imposición unilateral de Estados Unidos contra La Habana.

A juicio del diplomático, durante 52 años el pueblo de Cuba ha sufrido pérdidas y estancamientos económicos severos a causa de ese cerco extraterritorial, lo que ha impedido el mantenimiento de los lazos con otros países y las consecuencias que de ello se derivan.

La Caricom no ha vacilado en expresar su solidaridad y apoyo a Cuba y pedimos que se ponga fin a la Ley Helms Burton (1996), argumentó el diplomático.

El embajador de Bolivia, Sacha Llorenti, reclamó a nombre del Grupo de los 77 más China el fin de la hostilidad y recordó que ‘podrán bloquear económicamente a Cuba, pero jamás bloquearán su independencia, soberanía, rebeldía y la absoluta solidaridad del pueblo cubano’.

Llorenti, quien se despidió con un ‘Muchas gracias, Cuba. Hasta la victoria siempre’, aseguró que su país y el G-77 aspiran a que el bloqueo contra el país caribeño esté llegando a su fin y exhortó a Washington a ponerle fin a la brevedad posible.

El bloqueo, aseguró Llorenti, constituye una amenaza a la humanidad y recordó que ‘las vidas humanas son amenazadas y el cuidado de la salud pública es socavado al igual que la educación, la cultura, los deportes, las finanzas, la banca, el comercio exterior, la inversión extranjera’.

Representantes de diversas naciones ante la ONU calificaron hoy de criminal y totalmente inadmisible el bloqueo que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde hace más de 50 años y demandaron su eliminación, entre otros, Rusia, China, México, Vietnam, Bolivia, India, Argelia, Egipto, Venezuela, Sudáfrica, Brasil y Belarús.

La Asamblea General de la ONU adoptó hoy con el respaldo de 188 de sus 193 miembros la resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

Solo se opusieron los propios Estados Unidos e Israel, mientras se abstuvieron Micronesia, Palau e Islas Marshall.

Por vigésima tercera ocasión consecutiva, el principal foro de las Naciones Unidas llama de manera categórica al levantamiento del cerco aplicado por Washington durante más de medio siglo, con afectaciones económicas estimadas en un billón 112 mil 534 millones de dólares y un daño humano incalculable.

El canciller Bruno Rodríguez fijó la postura cubana en la plenaria de la Asamblea dedicada a debatir, consecutivamente desde 1992, el bloqueo de la Casa Blanca contra La Habana.

En su intervención ante la Asamblea, Rodríguez se refirió a otras muestras de la hostilidad de Washington, como la absurda inclusión de Cuba en su unilateral lista de Estados patrocinadores del terrorismo internacional y el ilegal uso de tecnologías de la información como armas desestabilizadoras.

Denunció que los daños humanos por el bloqueo de Estados Unidos contra la nación caribeña crecen y su impacto resulta imposible de calcular.

“Son ya el 77 por ciento de los cubanos los que nacieron bajo estas circunstancias. El sufrimiento de nuestras familias no puede contabilizarse”, advirtió, mientras recordó que “ninguna persona honesta, en el mundo ni en Estados Unidos, podría apoyar las devastadoras consecuencias de una política prohibida por muchas convenciones internacionales, incluida la de Ginebra de 1948 contra el genocidio”.

El canciller destacó la reiteración de la voluntad de Cuba de relacionarse de forma civilizada con su vecino del norte, que mantiene el cerco desconociendo el rechazo casi unánime de la comunidad internacional

“Invitamos al gobierno de los Estados Unidos a una relación mutuamente respetuosa, sobre bases recíprocas, basada en la igualdad soberana, los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas”, señaló.

Poco después, habló una vez más el representante de Estados Unidos para repetir como un estribillo sus mismas palabras para intentar justificar el bloqueo.

En nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el representante de Costa Rica expresó la profunda preocupación sobre el recrudecimiento de la dimensión extraterritorial del bloqueo, así como la creciente persecución a las transacciones financieras internacionales de Cuba.

Recordó que esa estrategia, iniciada en el año 1959, devino un sistema severo de medidas unilaterales que se han prolongado en el tiempo y han generado severas pérdidas económicas al pueblo cubano.

El representante de Argentina, Héctor Marcos Timerman, lamentó a nombre del Mercosur (Mercado Común del Sur) que se mantenga y extremen las medidas coercitivas unilaterales contra la economía y desarrollo social cubanos, y que el gobierno norteamericano persiga ferozmente las transacciones financieras de Cuba en el extranjero.

El bloqueo es un ejemplo de política obsoleta, que ya no tiene cabida en el mundo de hoy y, además, se trata de algo legalmente indefendible, agregó Timerman.

Por el Movimiento de Países No Alineados (NOAL), Mohamed Javad Sharif, representante de Irán, ratificó el llamamiento para que la administración estadounidense ponga fin a su política de aislamiento a Cuba, que niega el derecho internacional, la Carta de la ONU y las normas de convivencia.

Las restricciones estadounidenses a los cubanos impactan negativamente sobre todos los sectores de la sociedad y de su economía, en particular la salud pública, la alimentación, las transacciones financieras y de tecnologías, aseguró el diplomático iraní.
No obstante, agregó, Cuba ha ofrecido una respuesta más rápida que otros países desarrollados para contrarrestar los efectos de la epidemia del ébola en varias naciones africanas, al enviar brigadas sanitarias que ya prestan servicios en el terreno.

Por su parte, Yusuf Mc Dadlly Juwayeyi, representante permanente de Malawi, expuso los criterios de la Organización de la Unidad Africana en rechazo a esa cruel política y recordó que Cuba ha prestado y presta una inmensa ayuda a los pueblos africanos en un sector tan sensible como el de la salud y recientemente envió a más de dos centenares de colaboradores a enfrentar el ébola en la parte occidental de África.

También Samir S. Shihabi, representante permanente del Reino de Arabia Saudita, al hablar en nombre del Grupo de Países Árabes, destacó la adhesión de ese colectivo de Estados al proyecto de resolución presentado por La Habana y el rechazo al carácter inadmisible de una política que busca perjudicar seriamente a un pueblo y a terceras naciones que comercien con este.

De acuerdo con el representante de Barbados en nombre de la Caricom, Joseph Goddard, el bloque se suma una vez más al rechazo internacional visible experimentado durante los pasados 22 años en esta sede en contra de esa imposición unilateral de Estados Unidos contra La Habana.

A juicio del diplomático, durante 52 años el pueblo de Cuba ha sufrido pérdidas y estancamientos económicos severos a causa de ese cerco extraterritorial, lo que ha impedido el mantenimiento de los lazos con otros países y las consecuencias que de ello se derivan.

La Caricom no ha vacilado en expresar su solidaridad y apoyo a Cuba y pedimos que se ponga fin a la Ley Helms Burton (1996), argumentó el diplomático.

El embajador de Bolivia, Sacha Llorenti, reclamó a nombre del Grupo de los 77 más China el fin de la hostilidad y recordó que ‘podrán bloquear económicamente a Cuba, pero jamás bloquearán su independencia, soberanía, rebeldía y la absoluta solidaridad del pueblo cubano’.

Llorenti, quien se despidió con un ‘Muchas gracias, Cuba. Hasta la victoria siempre’, aseguró que su país y el G-77 aspiran a que el bloqueo contra el país caribeño esté llegando a su fin y exhortó a Washington a ponerle fin a la brevedad posible.

El bloqueo, aseguró Llorenti, constituye una amenaza a la humanidad y recordó que ‘las vidas humanas son amenazadas y el cuidado de la salud pública es socavado al igual que la educación, la cultura, los deportes, las finanzas, la banca, el comercio exterior, la inversión extranjera’.

Representantes de diversas naciones ante la ONU calificaron hoy de criminal y totalmente inadmisible el bloqueo que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde hace más de 50 años y demandaron su eliminación, entre otros, Rusia, China, México, Vietnam, Bolivia, India, Argelia, Egipto, Venezuela, Sudáfrica, Brasil y Belarús.

también te puede interesar