Internacionales

Unesco condena asesinato de periodista paraguayo

Una Marcha del Silencio protagonizada por periodistas y trabajadores de la prensa paraguaya marcó la movilización nacional en demanda de justicia

periodistas
Marcha del Silencio protagonizada por periodistas y trabajadores de la prensa de Paraguay | Ultima Hora

Redacción Central |

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, condenó el asesinato del periodista paraguayo Pablo Medina Velázquez, corresponsal de diario ABC Color, y de su asistente, Antonia Maribel Almada Chamorro, tiroteados el pasado 16 de octubre cerca de la ciudad de Curuguaty.

En un pronunciamiento oficial, Bokova manifestó que es esencial que las personas que planearon y ejecutaron esos crímenes sean procesadas para así disuadir futuros actos como éste que cuestan la vida a los periodistas e infringen nuestro derecho a la información.

De acuerdo con diversas versiones, recibidas en la sede de la Unesco (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), el periodista investigaba el tráfico de marihuana y había recibido numerosas amenazas debido a sus escritos.

Las autoridades deben investigar las razones por las cuales pese que la policía le había facilitado una escolta no le acompañaba en el momento del asesinato.

Una Marcha del Silencio protagonizada por periodistas y trabajadores de la prensa paraguaya marcó la movilización nacional convocada en las últimas horas en demanda de justicia sobre el asesinato del reportero Medina Velázquez y su asistente.

La marcha recorrió calles centrales de Asunción y exigió frente al Congreso Nacional a los legisladores la condena también de la llamada narcopolítica.

Los manifestantes llevaron cintas negras en la boca en alusión al peligro que corren quienes informan y combaten a las mafias del narcotráfico y carteles con el rostro de Medina quien, durante 16 años, quien crítico esa ilegal actividad y sus promotores.

Al mismo tiempo y de manera simbólica, los periodistas llevaron 16 bolígrafos con cintas negras, en recordación a los 16 comunicadores asesinados desde 1989, tras la caída de la dictadura de 35 años de Alfredo Stroessner.

Una delegación de los periodistas fue recibida por el presidente del Congreso, Blas Llano, a quien plantearon las demandas del sector, el dolor por la muerte de un representante más de la prensa y el derecho a la libre expresión.

también te puede interesar