Internacionales

Tras 674 días de vuelo un avión militar ultrasecreto aterriza en California

Diversas conjeturas sobre qué estuvo haciendo en el espacio, pero todos los rumores apuntan al espionaje

X-37B
Imagen infrarrojo tomada de un video proporcionado por la Base Aérea de Vandenberg que muestra el X-37B, una nave espacial secreta | Voa Noticias

Redacción Central |

Tras estar dos años dando vueltas a la Tierra en una tercera misión clasificada, el avión no tripulado X-37B, que se asemeja a un minitrasbordador espacial, aterrizó en California.

Lo que el avión estuvo haciendo durante sus 674 días en órbita ha sido objeto de conjeturas, a veces espectaculares, pero lo cierto es que en un comunicado escrito que anunciaba el regreso de la nave, la Fuerza Aérea sólo dijo que había estado realizando “experimentos en órbita”.

Varios expertos creen que la nave llevó equipo de espionaje en su bodega de carga, mientras otras teorías parecen ciencia ficción, entre ellas que la nave sería capaz de capturar los satélites de otras naciones o seguir el laboratorio espacial de China.

No obstante, ante la naturaleza del asunto y el  supersecretismo, la mayoría de los rumores apuntan a intentos de espionaje.

El avión tiene 2.9 metros de altura y cerca de 9 metros de largo, con una envergadura de menos de 4,5 metros. Pesa casi 5,000 kilogramos y tiene paneles solares que se despliegan para cargar sus baterías una vez en órbita.

Según las fuentes consultadas, el programa X-37B ha pasado por varias agencias federales de Estados Unidos desde su creación en 1999, entre ellas la NASA, y ahora responde a la Oficina de Capacidades Rápidas de la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea estadounidense admitió que planea lanzar el próximo año la cuarta misión del X-37B desde Cabo Cañaveral, Florida.

también te puede interesar