Internacionales

Gobierno de Santos y las FARC-EP regresan a los diálogos de paz

Agenda de las negociaciones con la novedad de escuchar en La Habana a las víctimas del conflicto

Paz en Colombia
|

Redacción Central |

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos retomaron los diálogos de paz en medio de mensajes sobre la necesidad de poner fin al conflicto, aunque con la diferencia del posible plazo para la firma de un acuerdo.

La nueva ronda de los diálogos con sede en La Habana comienza tras las declaraciones del jefe guerrillero Timoleón Jiménez sobre la imposibilidad de prometer la firma de la paz en un plazo breve por la necesidad de dar solución a diferencias de décadas, mientras voceros de la Casa de Nariño piden una buena noticia para las navidades.

Como novedad en este reinicio de las conversaciones sobresale la participación de las víctimas, incluidas en el proceso según acordaron tanto Gobierno como la insurgencia el mes pasado, al pactar que la primera visita a La Habana de los afectados por el conflicto sería el 16 de agosto.

Grupos de afectados de hasta 12 personas viajarán a la capital cubana para hablar con las delegaciones de paz del Ejecutivo y de las FARC-EP durante cinco ciclos a fin de analizar las complejidades del presente punto de la agenda.

Días atrás, las partes se refirieron a la creación de una Comisión histórica del conflicto y sus víctimas, que posibilitará comprender la complejidad del contexto histórico del enfrentamiento interno, y proveerá de insumos a las delegaciones en la discusión de los diferentes puntos pendientes del Acuerdo General.

El comunicado conjunto número 40 indica que quedaron consensuadas las pautas que regirán el trabajo de dicha Comisión, en cuanto a mandato, estructura y entrega de informes, composición, instalación, duración y difusión de su labor.

Según el texto, como resultado de cuatro encuentros preparatorios efectuados en julio y agosto, también se decidió crear subcomisiones relacionadas con el punto tres de la agenda pactada, relacionado con el fin del conflicto, y para abordar las temáticas a debatir con un enfoque de género.

El Gobierno de Santos y las FARC-EP instalaron desde noviembre de 2012 en Cuba, país garante junto a Noruega, una mesa de diálogo para poner fin al conflicto, basada en una agenda de cinco puntos de la que ya se lograron acuerdos parciales en tres: desarrollo agrario integral, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas.

también te puede interesar