Internacionales

Alarma por aumento de enfermedades venéreas en Miami-Dade

Algunos casos, como la sífilis, se han duplicado desde el año 2006

Enfermedades venéreas
|

Redacción Central |

El aumento en las enfermedades de transmisión sexual (ETS) es una tendencia perturbadora y en gran medida inadvertida en Miami-Dade, comentó Alex Moreno, gerente del programa clínico de la división de medicina adolescente en la Escuela Miller de Medicina de la Universidad de Miami.

“No le hacemos caso a nada de eso”,  comentó preocupado Moreno. “Eso es lo que me asusta”.

La incidencia de clamidia y de sífilis en Miami-Dade ha aumentado en casi el doble desde el 2006, de acuerdo con nuevas estadísticas del Departamento de Salud de la Florida.

Hubo 400 casos de clamidia por cada 100,000 residentes en el 2013. En el 2006, hubo 200. La sífilis ha aumentado de manera similar, saltando de 8.4 casos por cada 100,000 a más de 16 en el mismo plazo de siete años, según las cifras del Departamento de Salud.

La clamidia puede causar problemas de fertilidad si no se trata. La sífilis causa llagas y erupciones, y con el tiempo, de no ser tratada, hasta la muerte.

El área estadística metropolitana de Miami ya contaba con la tasa más alta de infecciones de VIH diagnosticadas en el país en el 2011, según los datos más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los jóvenes en Miami-Dade tuvieron más probabilidades en general de padecer de ETS, según indicaron las cifras. Desde el 2009, las ETS en el rango de edades de 25 a 34 años ha aumentado en 5 puntos porcentuales.

El aumento en el número de infecciones ha llevado a especulaciones sobre su causa, y las posibilidades van desde la falta de comprensión sobre las enfermedades a una cultura cada vez más promiscua.

Las personas a menudo no usan condones  ni se protegen durante el sexo oral, señaló Isa Chinea, gerente de operaciones del programa de prevención de ETS en el Departamento de Salud. Esto lleva a una peligrosa ruleta rusa, dijo. Tanto la clamidia como la sífilis se pueden propagar a través de sexo vaginal, anal y oral sin protección.

Además, es difícil proponer las pruebas cuando no hay síntomas, como es a menudo el caso de la clamidia, conocida como “la enfermedad silente”, expresó Chinea.

Para los adultos, generalmente hay cierto estigma asociado con las pruebas de ETS, pero entre la generación más joven es más probable que la falta de educación sea el problema, manifestó Alex Moreno, de la Universidad de Miami.

Algunos opinan que el aumento en las ETS podría ser resultado de una cultura de encuentros sexuales más prolífica, lo cual podría llevar a una frecuencia más alta de actividad sexual con personas desconocidas. Las redes sociales y las aplicaciones de citas por teléfono como Tinder permiten a la gente buscar compañía para tener sexo con más rapidez y facilidad que nunca antes.

también te puede interesar