Internacionales

Izquierda escocesa reclama independencia “radical”

Amplio debate hacia el interior de Escocia, donde el 18 de septiembre habrá consulta sobre la independencia

Jonathon Shafi
Jonathon Shafi, uno de los fundadores de la Coalicion Independencia Radical (RCI) |

Redacción Central |

La izquierda escocesa no quiere ni a la Reina ni a la libra, “queremos para Escocia una república moderna y democrática”, declaró Jonathon Shafi, uno de los fundadores de la Coalición Independencia Radical (RIC), que en dos años ha conseguido movilizar la izquierda local bajo la consigna “Otra Escocia es posible”.

La Coalición Independencia Radical, donde se dan la manos los socialistas y los verdes, los sindicalistas y los antimonárquicos,  hace campaña por el “sí”, pero marcando claramente las diferencias con el Partido Nacional de Escocia (SNP), de Alex Salmond, que ejerce la gobernación escocesa bajo conceptos nacionalistas.

“Si queremos una independencia real de Londres, no tiene ningún sentido mantener los vínculos a través de una monarquía obsoleta”, asegura Shafi, partidario también de la creación de una divisa propia, la libra escocesa, independiente también de la libra esterlina.

“En nuestra coalición hay opiniones diversas sobre la unión monetaria”, reconoce el cofundador de RIC. “Pero dadas las dificultades y la resistencia tenaz del Gobierno británico hacia el tema, creo que sería prudente que el Gobierno escocés tuviera un plan alternativo sobre la mesa”.

En apenas dos años, y gracias a una movilización puerta a puerta, la Coalición Independencia Radical ha conseguido ganar adeptos en las filas del Partido Laborista, alineado con el resto de los partidos nacionales en el “no” a la independencia en otra coalición llamada “Mejor Juntos”.

Las fisuras dentro de las filas unionistas están propiciando la fuga de votos hacia el frente del “sí”, especialmente en el bastión progresista e industrial de Glasgow, donde podría decidirse finalmente la partida del referéndum de independencia.

A falta de un mes y medio para la consulta, el 18 de septiembre, el último sondeo de ICM Research da una ventaja de once puntos al “no” (45% frente a 34%), pero con una gran porción de indecisos (21%) que podrían desequilibrar la balanza en la recta final de la campaña.

“Estamos ganando terreno en todas las comunidades abandonadas hace tiempo por el Partido Laborista”, asegura Shafi. “En nuestra campaña puerta a puerta hemos descubierto la distancia creciente entre los escoceses con los grandes partidos de Westminster, que se han alejado por completo de los ciudadanos y sólo defienden los intereses de las corporaciones”.

El Partido Nacional Escocés (SNP) mira con inquietud el crecimiento del independentismo “radical”, que reclama también la salida de la OTAN y critica el “liberalismo económico” auspiciado por la Unión Europea.

también te puede interesar