Internacionales

Argentina no cede ante los fondos buitre

El Gobierno de Cristina Fernández descarta compromiso contra la soberanía y futuro de los argentinos

Cristina Fernández
Cristina Fernández | Internet

Redacción Central |

Argentina mantuvo una postura de defensa de su soberanía ante las exigencias de los fondos buitre en la fracasada ronda de conversaciones en Nueva York que intentaba un acuerdo en la expiración del plazo fijado por el juez estadounidense Thomas Griesa para declarar a la nación sudamericana en cese de pagos o default.

El ministro argentino de economía, Axel Kicillof, consideró que la extorsión planteada por los bonistas no va a obligar al Gobierno de Cristina Fernández a ceder por encima de la independencia y las leyes.

Buenos Aires aboga por una solución viable y equilibrada al conflicto para lo cual ofreció varias ofertas razonables a quienes representan solo el siete por ciento de todos los tenedores de bonos de deuda argentina y solamente el uno por ciento de esos fondos buitre, específicamente NML Capital y Aureliustúan.

El Ejecutivo cumplió sus compromisos con el 93 por ciento restante desde el primer canje de la deuda en 2005 y el posterior en 2010.

De acuerdo con Kicillof, Argentina propuso a los fondos buitre una reestructuración con un por ciento de ganancias de casi el 300 por ciento por encima del valor que pagaron por los bonos.

Sin embargo, las conversaciones fracasaron llevadas de la mano del juez Griesa, quien pretende responsabilizar al Gobierno de Fernández.
Los representantes de los fondos buitre se escudan en la cláusula pari passu impuesta por el juez estadounidense para proteger a los litigantes de no recibir el pago, a la vez que congela los mil 31 millones de dólares transferidos a los bonistas que sí se acogieron al canje de 2005 y 2010.

Para Argentina es una situación insólita e incomprensible. Hemos exigido que Griesa resuelva y permita que cobren los bonistas porque ese dinero es de ellos, pero este se excusó diciendo que determinarán los fondos buitre. “¿Entonces dónde está la insensatez, la intransigencia?, enfatizó Kicillof.

El ministro de Economía, al mismo tiempo, insistió en negar que Argentina entrará en cesación de pagos pues es solvente monetariamente y tiene liquidez de pago, como lo demostró con los 650 millones de dólares que destinó al primer pago que hizo hace tres días al Club de París.

también te puede interesar