Internacionales

Partido español no amonestará a militantes que hacen el saludo fascista

Cada vez es más notorio la adoración o culto a los atributos de esa época oscura de España

Jorge Roca, responsable de deportes del PP de Xàtiva, segundo por la izquierda
Jorge Roca, responsable de deportes del PP de Xàtiva, segundo por la izquierda | Twitter | @AturemElFeixism

Redacción Central |

El Partido Popular (PP) que gobierna en España no aplicará ningún tipo de sanción a los miembros de su organización juvenil Nuevas Generaciones, que el año pasado difundió imágenes suyas en las redes sociales haciendo el saludo nazi o posando con simbología ultras.

Según revela el diario Levante, las juventudes del PP cerraron el expediente abierto a sus militantes sin ningún tipo de castigo.

A su vez, dieron por buenas las explicaciones de los jóvenes expedientados, que se excusaron diciendo que no eran conscientes de la simbología fascista o que las fotografías eran anteriores a su militancia en el PP.

Todos los casos tuvieron una amplia repercusión en Internet. Las imágenes mostraron a Jorge Roca, miembro de Nuevas Generaciones de Xàtiva, tras una bandera nazi; en otra, el secretario general de la organización en Gandía, Daniel Terrades, hace el saludo fascista junto a un monolito por los caídos.

También se pudo ver al presidente de Nuevas Generaciones en Xàtiva, Xesco Sáez, y la concejala popular en Canals, Carmen Melissa Ferrer, posando junto a una bandera preconstitucional.

El Comité de Derechos y Garantías de la organización juvenil señaló que no habría ninguna exigencia contra esos actos, porque no los considera ofensivos ni contraproducentes, pese a la promesa de la dirección nacional del PP de ser inflexible con este tipo de actitudes.

“Quien se fotografía con símbolos fascistas no merece estar en el PP”,  expreso el abogado Esteban González Pons, vicesecretario general del Partido, cuando estalló el escándalo. 

Sin embargo, toda esa contundencia quedó en papel mojado y el único expulsado no fue por hacer apología del fascismo sino por militar en varias formaciones.

En su momento, Pilar Jurado, la presidenta de Nuevas Generaciones, en una rueda de prensa sobre el asunto se dedicó a cargar contra los que critican estos gestos y no contra quienes los han llevado a cabo.  

Ella calificó de “bochornoso e indignante” a los críticos y aseguró que hay una campaña contra su formación, con la que se pretende generalizar la “actitud reprochable de tres o cuatro personas de una organización con más de 100 mil  afiliados”.

Cada vez es más notorio la adoración o culto a los atributos de esa época oscura de España y se evidencia en la manera en que hubo dirigentes del PP que disculparon  a los infractores. 

Es el caso del presidente del PP de Valencia, Alfonso Rus, uno de los primeros en referirse a estos hechos, quien consideró que se trataba de “chiquilladas”. 

El alcalde de Gandía, Arturo Torró, habló de “bromas tolerables” para la juventud. Esto, sin olvidar al portavoz popular adjunto en el Congreso, Rafael Hernando, quien no encontró otra manera de defender a su partido al afirmar que “la República llevó a un millón de muertos”.

también te puede interesar