Internacionales

Menos de 100 personas tienen más dinero que 3.500 millones

Informe de la ONU destacó la desigualdad mundial y señaló que casi mil 500 millones de personas viven en situación de pobreza

balanza rico y pobres
Balanza rico y pobres |

Redacción Central |

Las fortunas sumadas de las 85 personas más ricas del mundo equivalen a todo lo que ganan los 3 500 millones de los más pobres juntos; ese simple dato marca a las claras la desigualdad mundial, según el informe anual de Naciones Unidas sobre desarrollo humano.

Con casi un tercio de la humanidad pobre o vulnerable a la pobreza, los gobiernos tienen que priorizar la creación de empleo y ofrecer servicios sociales básicos, señaló el informe del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), presentado recientemente en Tokio.

El texto advierte de que los avances en longevidad, educación e ingresos, que son los tres principales factores en el influyente índice de desarrollo humano de la organización, están perdiendo velocidad debido a una creciente desigualdad y a los problemas económicos, a sequías y a otros desastres naturales, así como a pobres políticas gubernamentales.

Más de dos mil 200 millones de personas en el mundo son pobres o están al borde de la pobreza, lo que significa que sufren carencias concurrentes en salud, educación y nivel de vida, según el índice de desarrollo humano de la ONU.

El informe también destacó que casi mil 500 millones de personas, de 91 países en desarrollo, viven en situación de pobreza multidimensional, y casi 800 millones se enfrentan al riesgo de caer en ella.

Sin embargo, la agencia indicó que las soluciones no son complicadas. “Como dice este informe, no es tecnología espacial”, comentó la responsable de PNUD, Helen Clark, en una entrevista antes de la presentación del informe.

El informe señala que existe un “extendido sentido de la precariedad en el mundo hoy en día en el sustento, el medio ambiente, la seguridad personal y la política”.

Subraya, como ejemplo, que casi la mitad de los trabajadores tienen un empleo inseguro o informal, y 842 millones de personas, o  sea 12 por ciento de la población, pasa hambre.

El informe refleja la creciente impresión de muchos expertos en política global y lucha contra la pobreza de que los progresos de final del siglo XX se están viendo erosionados por el cambio climático, una “carrera hacia abajo” de las grandes corporaciones que obliga a más y más trabajadores a vivir con menos dinero, y unos presupuestos gubernamentales “equilibrados sobre las espaldas de los pobres”, dijo Khalid Malik, autor principal del informe.

“La mayoría de los problemas se deben a políticas inadecuadas e instituciones pobres”, señaló Malik. “No es inherente que la gente tenga que sufrir tanto”.

Estos problemas no afectan sólo a los países más pobres, sino también a algunos de los más ricos. Cuando se ajusta el índice para tener en cuenta las desigualdades internas de educación, salud e ingresos, algunos de los países más ricos del mundo salen del top 20 del PNUD.

Estados Unidos cae del puesto 5 al 28 en esa clasificación, Corea del Sur retrocede del 15 al 35, y Japón baja del 17 al 23.

El apoyo a los ingresos, políticas de creación de empleo y el acceso equitativo a salud, educación y otros servicios son inversiones en “capital humano” que pueden asegurar un crecimiento más rápido y sostenible a largo plazo, sostiene el informe.

“Si inviertes en gente, si mejoras tu infraestructura y aumentas las opciones disponibles a todos, tendrás una sociedad más estable”,  comentó  Malik.

La violencia es otro de los factores que contribuyen a la pobreza, especialmente en América.

también te puede interesar