Internacionales

Estados Unidos sigue suspenso en el examen racial

Ha fracasado en los requisitos principales promulgados en la Convención Internacional,  señala la organización Human Rights Watch

Racismo
Racismo |

Redacción Central |

Estados Unidos debe esforzarse por que la eliminación de la discriminación racial sea una realidad, y no sólo un ideal, destaca un informe de la organización no gubernamental Human Rights Watch, quien considera que ese país vuelve a reprobar el examen en esta materia.

En un informe de 22 páginas, la organización documenta discriminación en el sistema judicial, y expone que existe un trato racial disparejo en casos de menores juzgados por cortes de adultos; un cumplimiento dispar de delitos de drogas, y un sistema de la pena capital que está vinculado a cuestiones relacionadas con la raza.

Estados Unidos ha fracasado en los requisitos principales promulgados en la Convención Internacional Sobre Toda Forma de Discriminación Racial (ICERD), un tratado que firmó en 1994 y que fue aprobado por la comisión de las Naciones Unidas para la Eliminación de Discriminación Racial.

El director de abogacía de Human Rights Watch, Antonio Ginatta, aseguró que “Estados Unidos está tomando pasos sólo a medias en cuestiones de raza relacionadas con el sistema judicial”

“Mientras hace mayores esfuerzos en identificar la discriminación intencionada, hace más bien poco para corregir las políticas que se traducen en desigualdades raciales evidentes”, agregó.

El tratado de ICERD, al que están adheridos 177 países, promueve la prohibición de distinciones con base en la raza, etnia o nacionalidad que tienen “el propósito o efecto” de cercenar los derechos individuales. Una violación puede ocurrir incluso sin intención de dañar a los miembros de una raza o grupo étnico en particular.

Los casos de discriminación referidos por  Human Right Watch,  menciona ejemplos paradójicos como  los arrestos por delitos de drogas, ya que a pesar de que las tasas de consumo de drogas son similares entre blancos y afroamericanos, son estos últimos los arrestados en un índice mucho más alto que los blancos. Aparte, estadísticamente tienen más probabilidades de ser condenados, y por plazos más largos.

Otro dato subrayado en  el estudio es que en lo que va de 2014, la mitad de las personas ejecutadas en Estados Unidos fueron afroamericanas, aunque los afroamericanos constituyen sólo el 13 por ciento de la población del país.

También menciona  efectos en la aplicación  leyes que niegan protecciones laborales, como es el caso de la  agricultura, las cuales tienen un impacto mayor y desproporcionado sobre los niños latinos en los Estados Unidos.

De igual modo, señala el mal ejemplo de las decisiones de los estados sureños de Estados Unidos de negarse a la expansión de Medicaid, el famoso Obama Care,  que gravitan perjudicialmente sobre  los afroamericanos que en su mayoría, el 57 por ciento, habitan en los estados del sur.

también te puede interesar