Internacionales

Millones podrían alimentarse con lo que se desperdicia

De suprimirse las pérdidas, los desperdicios y el despilfarro de alimentos se alimentarían 47 millones de personas y no habría hambre en América Latina y el Caribe

Comida en la basura
Alertan sobre desperdicio de alimentos en el mundo. | Internet

Redacción Central |

El seis por ciento de las pérdidas globales de alimentos se reportan América Latina y el Caribe, la región que pierde o desperdicia anualmente alrededor del 15 por ciento de sus alimentos disponibles, lo que impacta la sostenibilidad de los sistemas alimentarios y reduce la disponibilidad local y mundial de comida, dice un informe difundido por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

“Enfrentar esta problemática es fundamental para avanzar en la lucha contra el hambre y debe convertirse en una prioridad para los gobiernos de América Latina y el Caribe”, señaló Raúl Benítez, representante regional de la FAO en Santiago de Chile, al comentar el documento.

Esta tendencia al derroche hace que se generen menores ingresos para los productores y aumentan los precios a los consumidores, provoca pérdidas y desperdicios que también tienen un efecto negativo sobre el medio ambiente debido a la utilización no sostenible de los recursos naturales, apuntó.

El desperdicio de alimentos se refiere a la decisión de desechar productos que todavía tienen valor nutricional, y se asocia principalmente con el comportamiento de los vendedores mayoristas y minoristas, así como los servicios de venta de comida, subraya el documento.

A lo largo de la cadena alimentaria tienen lugar pérdidas y desperdicios que el texto detalla de la forma siguiente: el 28 por ciento a nivel del consumidor, otro 28 a nivel de producción, el 17 en mercado y distribución, el 22 durante el manejo y almacenamiento y el seis restante en el procesamiento.

Un ejemplo que habla por sí solo es el caso de los alimentos que se pierden en Bahamas, Jamaica, Belice, Colombia, Trinidad y Tobago, equivalentes a los que se necesitarían para alimentar a todos los que sufren hambre en esos países, apunta el informe de la FAO.

“Aunque, es importante señalar que los países de la región disponen de calorías más que suficientes para alimentar a todos sus ciudadanos, la enorme cantidad de alimentos que se pierden es sencillamente inaceptable”, indicó Benítez. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar