Internacionales

Argentina y Fondos buitre mantienen distancia

Presidenta Cristina Fernández rechaza imposiciones y amenazas para provocar un default

abogados argentina
Carmine Boccuzzi y Jonathan Blackman, los abogados por Argentina en el litigio con los fondos especulativos | AFP

Redacción Central |

El Gobierno argentino y los representantes de los fondos especulativos o buitre mantuvieron distancia tras encuentros por separado con las partes del mediador Daniel Pollack en el litigio del pago de la deuda.

En breves declaraciones a la prensa, Pollack manifestó que los asuntos que separan a las partes del caso siguen sin resolverse y debe pasarse a una ronda de negociación directa antes del 30 de julio, cuando vence el plazo para la liquidación de las deudas.

El juez neoyorquino Thomas Griesa, mientras tanto, estimó probable el contacto cara a cara del Gobierno y los delegados de los fondos buitre en busca de un acuerdo previo a expirar el plazo fijado contra la voluntad de las autoridades de Buenos Aires.

En un tono amenazante, asimismo, Griesa recalcó que el tiempo de la República Argentina para evitar el cese de pagos es corto.

Aunque Argentina desembolsó en junio poco más de mil millones de dólares para pagar a los bonistas que aceptaron el canje, gran parte del dinero quedó congelado en los bancos por recomendación del juez, que aboga por el pago simultáneo al 10 por ciento que lo rechazó.

El plazo de gracia de 30 días dado a la nación sudamericana vence este mes y si los bonistas no reciben su dinero, se producirá un “default” (cese de pagos) técnico.

La presidenta argentina Cristina Fernández se hizo representar en esta audiencia por el secretario de Finanzas, Pablo López, el secretario del área Legal y Administrativa del Ministerio de Economía, Federico Thea, la procuradora del Tesoro, Angelina Abonna, y el subprocurador del Tesoro, Javier Pargament.

Fernández afirmó que no aceptará imposiciones por los fondos buitre ni firmará documento alguno bajo amenaza.

El país –enfatizó- no caerá en cesación de pagos, como pretenden hacer ver esos grupos de tenedores de bonos. En default entran los que no pagan y Argentina pagó en tiempo y forma a los bonistas.

La presidenta remarcó que detrás de las maniobras de los fondos buitre en la justicia estadounidense se esconden quienes quieren hacer caer la reestructuración de toda la deuda de Argentina, para volver a la época en la que el país pagaba con recursos naturales.

también te puede interesar