Internacionales

El Estado Islámico quema en Irak una iglesia de mil 800 años de antigüedad

Expulsan a los cristianos de sus casas y amenazan con destruir mil 791 sitios arqueológicos, además de arrasar con templos y mezquitas chiitas

iglesia quemada
El Estado Islámico quema en Irak una iglesia de 1.800 años de antigüedad |

Redacción Central |

Los yihadistas del grupo radical Estado Islámico han prendido fuego a una iglesia del siglo III
D.C. en la histórica ciudad iraquí de Mosul, informa Al Arabiya, como parte de una ola de ataques, donde más de una docena de iglesias cristianas fueron quemadas.

Este es el último de una serie de actos vandálicos contra centros religiosos en Mosul, que fue tomada por los islamistas el mes pasado. Hace dos semanas demolieron  también antiguos templos y mezquitas chiítas y tumbas en el territorio bajo su control.

El Estado Islámico prometió destruir  los sitios arqueológicos importantes en Mosul, ahora sede de ISIS,  donde están registrados  1.791 sitios arqueológicos, incluyendo las ruinas de las cuatro capitales del imperio asirio.

La ciudad de Mosul fue escenario de varias batallas bíblicas que habla el Antiguo Testamento y, según la tradición judía y cristiana, fue fundada por el bisnieto de Noé, Nimrod.

Los líderes cristianos iraquíes  afirman que los musulmanes y los cristianos han vivido en paz por largo tiempo, pero temen que la violencia actual pueda finalmente acabar con los casi dos mil  años de cristianismo en Irak. Se estima que los cristianos de Irak eran 1,5 millones en 2003 y ahora son apenas 400 mil.

Monseñor Saad Syroub, obispo auxiliar caldeo de Bagdad, contactado telefónicamente por Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN),  denunció que los cristianos están siendo  expulsados de su ciudad y sus vidas corren peligro.

El ISIS ha crucificado a cristianos rutinariamente, sus iglesias han sido destruidas y ahora están ofreciendo recompensas por la entrega de pastores y misioneros que viven en el norte de Irak.

Monseñor Syroub explicó a AIN que hace unos días los yihadistas comenzaron a escribir en cada casa de los cristianos la frase: “inmueble de propiedad del ISIL”. Junto al escrito, rodeada en rojo la letra “Nun”: la inicial en árabe de la palabra nasara, cristianos.

“No había sucedido nunca que los cristianos fueran expulsados de sus propias casas como si no tuvieran ningún derecho. Lamentablemente es esta la realidad hoy en Irak, sobre todo en Mosul”, afirmó monseñor Syroub. Asimismo indicó que “nuestros peores temores se hacen realidad y no sabemos qué hacer. Desde hace demasiado tiempo en Irak no hay seguridad y la gente está aterrorizada”.

también te puede interesar