Internacionales

Rousseff y Putin piden reformulación del FMI

El Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS será constituido hoy

Vladimir Putin y Dilma Rousseff
Vladimir Putin y Dilma Rousseff | AP

Redacción Central |

Rusia y Brasil expresaron el lunes su interés en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) sea reformulado para que se torne efectivamente multilateral, informaron los presidentes de ambos países tras un encuentro que mantuvieron en Brasilia.

“Defendemos el crecimiento (de la cooperación bilateral) y en darle prioridad a nuestros pueblos”, indicó la mandataria brasileña, Dilma Rousseff.

Lo mismo ocurre respecto de todas las situaciones internacionales, sobre todo en las económicas, como única manera de tornar por ejemplo al FMI, un mecanismo realmente multilateral, agregó.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, subrayó que Brasilia y Moscú están unidas en el análisis de los problemas internacionales clave y en la interpretación del papel de Naciones Unidas.

Rousseff  y Putin trataron asuntos relacionados con el Medio Oriente, seguridad frente al espionaje en Internet y la reunión del grupo de países emergentes BRICS (Brasil Rusia, India, China y Sudáfrica), además de temas bilaterales.

En el campo de los intereses ruso-brasileños, informaron sobre avances en la cooperación militar, tecnológica, energética y comercial.

Este martes, tras dos años de negociaciones, la VI  Cumbre de jefes de Estado de los BRICS dejará constituido el Nuevo Banco de Desarrollo y el Fondo de Reservas de Emergencia.

En opinión de expertos, este será un claro reto a los dos organismos multilaterales como el Banco Mundial y el FMI, que bajo la tutela de Estados Unidos han dominado el mundo desde mediados del siglo XX.

El hecho de que se hayan reunido y acordado la creación de estas instituciones es una clara señal de su creciente importancia y muestra la insatisfacción de los BRICS en relación con el lugar que tienen en el escenario global, comentó  Charles Collyns, economista en jefe del Instituto de Finanzas Globales, que representa a los mayores bancos privados del mundo.

El Nuevo Banco de Desarrollo tendrá un capital inicial de 50 mil millones de dólares, formado con contribuciones de cada miembro.

El Fondo de Reservas de Emergencia, que cumpliría un rol similar al del FMI, contará con fondos frescos e inmediatos en caso de crisis cambiarias y abrupta fuga de capitales.

Según Kevin Gallagher, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Boston, el Nuevo Banco de Desarrollo y el Fondo de Emergencia marcan un cambio cualitativo del grupo.

“En los 90 tuvimos el llamado Consenso de Washington que, vistos los resultados, fracasó. Con este banco y el fondo de emergencia de los BRICS nos encontramos ante lo que podríamos llamar el Consenso de Fortaleza, que puede ser un modelo para la gobernanza económica global del siglo XXI”, expresó Gallagher.

también te puede interesar