Internacionales

Histórico recorrido de Putin en Latinoamérica

Las visitas del presidente ruso contribuyen a la recuperación de la soberanía económica de la región

Redacción Central |

El recorrido realizado por el presidente Vladimir Putin por varios países de Latinoamérica pone de manifiesto la  voluntad de que la cooperación con los estados de la región sea una de las direcciones clave y de muchas perspectivas en la política exterior de Rusia.

Como subrayó el propio mandatario en una entrevista, Rusia privilegia la interacción con los diversos formatos de integración latinoamericana en el plano bilateral y desde la futura Unión Económica Euroasiática con agrupaciones regionales como el Mercado Común del Sur, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En un reciente comentario, la periodista y escritora argentina Stella Calloni  destacó la importancia de las visitas, pues los objetivos que se plantea Moscú para Latinoamérica son muy diferentes de los de Estados Unidos, ya que Rusia contribuye a la recuperación de la soberanía económica de la región.

La presencia de Putin en Nicaragua, que fortalece la cooperación en diversas áreas,  es una muestra de ello.

“Nicaragua es un socio muy importante de Rusia”, declaró Putin la noche del viernes durante un encuentro con el Presidente Comandante  Daniel Ortega, quien se declaró contento y honrado por la visita relámpago, que calificó de histórica por ser la primera de un presidente ruso a este país.

“Nosotros validamos, reconocemos y acompañamos las iniciativas que usted ha tomado a favor de la paz, ante conflictos mundiales y, en particular, frente a los conflictos que se han venido dando en su región”, expresó el Comandante Daniel.

“Hay que hacer mucho por seguir desarrollando estas relaciones”, manifestó Putin antes de abandonar Managua.

El mandatario vino procedente de La Habana, su primera parada en la región, donde se firmó el acuerdo entre ambas naciones de cancelar el 90 por ciento de la deuda cubana con la ex Unión Soviética, mientras que los 3 mil 500 millones restantes serán invertidos justamente en Cuba “en significativos proyectos que nosotros con la parte cubana planificamos elegir y concretar”, anunció Putin.

Junto a ello, se firmaron varios  acuerdos energéticos, científico-tecnológicos, económicos, de infraestructura, salud y culturales, entre otros.

Procedente de Managua, Putin llegó a Argentina como parte de una visita oficial, donde  agradeció a la mandataria Cristina Fernández “la oportunidad de discutir una estrategia de interés mutuo” y tener “una visión común de desarrollo mundial y de la vida internacional”.

El presidente ruso  respaldó  la posición de Buenos Aires en reclamo de una  negociación con Gran Bretaña por las Islas Malvinas, cuya soberanía está en disputa.

“Rusia sigue apoyando la necesidad de encontrar la solución a la disputa  por las Islas Malvinas, sobre la mesa de negociaciones directas entre Gran  Bretaña y Argentina”,  señaló el mandatario ruso durante un breve discurso en la cena de honor ofrecida por la  presidenta Cristina  Fernández en el Museo del Bicentenario, donde también estuvo el jefe de Estado uruguayo, José Mujica.

Ambos presidentes destacaron la intención de aumentar el intercambio comercial bilateral, que creció un 16 por ciento en 2013 pese a la crisis económica mundial, y de fortalecer los vínculos culturales en 2015, cuando se cumplen 130 años de relaciones diplomáticas.

Argentina y Rusia afianzaron sus nexos con la firma en Buenos Aires de varios acuerdos bilaterales, entre los que destaca un convenio de cooperación nuclear,  además del desarrollo de proyectos hidroeléctricos y la explotación de hidrocarburos.

Igualmente, se firmaron convenios en materia de comunicación masiva, de asistencia legal recíproca en asunto penal, de extradición y de traslado de condenados.

El presidente ruso llegó finalmente a  Brasil, el mayor socio comercial de Rusia en América Latina.

“Nuestra cooperación bilateral tiene un carácter estratégico. Esto se debe a que Brasil es un miembro responsable de la comunidad internacional, su peso político aumenta constantemente. También es uno de los mayores estados de América Latina y una de las principales economías del mundo. Basta mencionar la participación activa de Brasil en el grupo BRICS, el G20 y en varias organizaciones regionales latinoamericanas”, manifestó Putin

La visita  comenzó en la ciudad de Río de Janeiro, a donde el presidente ruso fue invitado por su par Dilma Rousseff y el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, para asistir a la final de la Copa del Mundo de fútbol.

Este lunes, Putin llegó a Brasilia, celebró conversaciones con Rousseff a solas y, posteriormente, las conversaciones oficiales para posteriormente firmar varios acuerdos bilaterales.

Brasil y Rusia esperan establecer  mecanismos para incrementar su comercio bilateral, que se pretende alcance los 10 mil  millones de dólares.

El presidente de Rusia  concluirá su gira con la  participación en  la sexta Cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), mientras en un foro adicional participarán 12 gobernantes de América del Sur.

“Se trata, pues, de convertir las relaciones internacionales en un sistema policéntrico basado en varios puntos de desarrollo mundial, y confirma nuestro interés por una América Latina unida, fuerte, económicamente sostenible y políticamente independiente, que se esté convirtiendo en una parte importante del mundo policéntrico y emergente”, señaló Putin recientemente.

también te puede interesar