Internacionales

Apoyan insurgentes colombianos mesa nacional agraria

Las FARC-EP saludaron la instalación de una mesa nacional para tratar los asuntos del sector agrícola y abogan por una reforma agraria integral

farc
José Santrich, miembro de las FARC |

Redacción Central |

La delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) que dialoga por la paz en La Habana con el gobierno de ese país, saludó la instalación de una mesa nacional para tratar los asuntos agrarios y abogó por la realización de una reforma agraria integral.

El vocero insurgente Marco León expresó este martes en la capital cubana que el problema agrario en Colombia tiene más de 80 años y que es necesario acabar con los obstáculos fundamentales del sector agrícola, posición que coincide con aspectos que expone las FARC-EP para lograr un legítimo proceso de paz y desarrollo.

León apuntó que esta es una gran victoria de la movilización campesina y de la Cumbre Nacional Agraria, Étnica y Popular que se efectuó del 15 al 17 de marzo último, porque ahora 35 delegados debatirán con representantes del gobierno, presidido por Juan Manuel Santos, las demandas de ese foro.

Resaltó que las demandas del sector agrícola coinciden con la posición de las FARC-EP, que plantea la conveniencia de una reforma agraria integral como vía para transformar la forma de producción, crear la infraestructura necesaria y tomar el tema agrario como base de la economía y la soberanía nacionales, con el aprovechamiento de las tierras del país y la eliminación de cultivos de uso ilícito.

Respecto al actual ciclo del diálogo, señaló que las delegaciones de paz, encabezadas por el comandante guerrillero Iván Márquez y el exvicepresidente Humberto de la Calle, centran los debates en el asunto de las drogas y el narcotráfico, sobre lo cual se ha logrado acercamientos en las posiciones de ambas partes.

Indicó que las dos delegaciones han expresado optimismo e interés en avanzar en este tema, de gran importancia para el país y que ocupa el XXV ciclo de las pláticas que transcurren desde 2012 en La Habana.

Puntualizó que las delegaciones deberán acercar posturas sobre cultivos ilícitos, consumo y salud pública y comercialización y tráfico de drogas.

El vocero de las FARC-EP llamó a proteger el diálogo de paz, porque existen sectores políticos de su país interesados en perpetuar el conflicto en beneficio propio y perjuicio de la gran mayoría de la población colombiana, que clama por la paz y el desarrollo socio-económico.

Asimismo, indicó que las pláticas ocurren en medio de la campaña electoral que se efectúa previa a los comicios presidenciales a efectuarse en Colombia el 25 de mayo, la cual se ha caracterizado por  varios escándalos dados a conocer públicamente.

Entre ellos se encuentran las denuncias de financiación ilegal, espionaje y sabotaje que afectan a las candidaturas mejor situadas en las encuestas, así como que uno de los asesores de Santos renunció tras ser acusado por la prensa de recibir sobornos de narcotraficantes.

El candidato Óscar Iván Zuluaga fue vinculado a un pirata informático, acusado por la Fiscalía de interceptar correos de Santos y de las FARC-EP, con el objetivo de torpedear los diálogos que llevarán a la paz en Colombia.

Andrés París, también vocero de las FARC-EP en las conversaciones, condenó el espionaje del Estado y todos los actores sociales que rechazan esta gestión de paz y bienestar para todos.

La información obtenida de las escuchas ilegales, denunció, solo serviría para torpedear el proceso de diálogo, mediante el cual se busca poner fin al conflicto social y armado de sufre Colombia hace más de medio siglo, con afectaciones para la sociedad colombiana y la economía del país.

también te puede interesar