Internacionales

Defienden cambios al sistema electoral binominal parlamentario en Chile

Presentado para sustituir el esquema heredado de la dictadura pinochetista

Rodrigo Peñailillo
Ministro del Interior de chile, Rodrigo Peñailillo | EMOL

Redacción Central |

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, defendió la propuesta gubernamental de cambiar el actual sistema electoral binominal parlamentario en Chile que no sale de la nada, sino que surge de un largo periodo de reflexiones, aseveró.

La presidenta Michelle Bachelet firmó hace dos días el proyecto para sustituir el actual esquema heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) por uno proporcional e inclusivo, lo cual generó controversias en el país.

Peñailillo expresó que el Gobierno espera que todos los sectores políticos se sumen en adoptar esa iniciativa, de la cual afirmó que va a significar mayor participación.

Bachelet y otros integrantes de su administración defienden la modificación al asegurar que el sistema binominal es una estrategia de la derecha para perpetuarse en el poder y obstaculizar el ascenso de otras formaciones y conjuntos minoritarios, lo cual va en detrimento de la representación verdadera de los intereses ciudadanos.

Entre las principales transformaciones incluidas en el nuevo sistema sobresale el aumento de la cantidad de diputados de 120 a 154 y de senadores de 38 a 50.

Ese punto genera críticas acerca de un eventual aumento del gasto fiscal por el mayor número de legisladores, pero el Gobierno aclaró que la modificación tendrá cero costo adicional pues funcionará mediante una reasignación de los recursos empleados ahora.

Otras transformaciones comprendidas en el texto, que necesita la aprobación en las dos cámaras parlamentarias, se refieren a la reorganización de los distritos electorales en busca de mayor proporcionalidad entre habitantes por regiones y parlamentarios electos en ellas.

También se introdujo una ley de cuotas según la cual ningún partido puede presentar más del 60 por ciento de candidatos de un mismo sexo, lo que garantiza al menos un 40 por ciento de representación femenina en las listas electorales.

también te puede interesar