Internacionales

Largo adiós al Gabo en Macondo

Cien años de soledad revive en un inmejorable escenario para despedir al genio colombiano de las letras

macondo
Homenaje a Gabriel García Márquez en Macondo | AFP

Redacción Central |

Inmortalizada por el genio literario de Gabriel García Márquez, Aracataca, el Macondo de su obra cumbre, hierve bajo altas temperaturas pero, más que nada, por la larga despedida que le hacen los habitantes a su hijo predilecto. 

La escolta de un féretro simbólico inició el ritual de nueve días y nueve noches en homenaje al Premio Nobel de Literatura 1982, aquel que situó a esa población del departamento colombiano de Magdalena, y a sus escasos pobladores, en la cima de la sublime ficción, de la mano de una prolífica familia Buendía. 

El punto de partida fue la vivienda donde pasó Gabo su niñez y adolescencia, no por gusto encumbrada por el escritor en Cien años de soledad, hoy casa-museo. Desde allí el recorrido, cual funeral simbólico, tuvo10 paradas, cada una en lugares vinculados a su novela magistral, como el sitio que acoge la escultura de Remedios la Bella, símbolo del momento en que ascendía al cielo. 

Y como Gabo aseguró una vez amar más la música que la literatura, los cataqueños le dedican en esta jornada ritmos populares del Caribe, boleros, plenas, rumba y el imprescindible vallenato.

también te puede interesar