Internacionales

Resaltan lucha de Manuel Marulanda en Colombia

El Movimiento Continental Bolivariano instituyó el 26 de marzo Día del derecho universal de los pueblos a la rebelión armada

Manuel Marulanda
Manuel Marulanda | AFP

Redacción Central |

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-ep) agradecieron este miércoles la instauración del 26 de marzo como el Día del derecho universal de los pueblos a la rebelión armada, fecha cuando pasó a la posteridad el Comandante Manuel Marulanda. 

Un comunicado sobre las altas cualidades de revolucionario de Marulanda,  hombre que tomó las armas para defender la paz, fue dado a conocer en La Habana mediante la representación de las Farc-ep al diálogo de paz para Colombia que mantienen con el gobierno de ese país suramericano.

El documento señala que este combatiente tuvo una larga trayectoria por la paz en su país, la cual rechazaron los gobernantes de turno porque solo utilizaron la posibilidad de poner fin a la larga contienda, que tiene más de medio siglo, para continuar la guerra, imponer modelos neoliberales y frenar la ofensiva de las fuerzas revolucionarias.

Este miércoles se conmemoró el sexto aniversario de la muerte física del Comandante Manuel Marulanda Vélez, quien tuvo 60 años de rebeldía contra un régimen político injusto, 60 años de lucha consecuente por la paz con justicia social, 60 años de combate y de construcción de la victoria popular, manifiesta el texto.

Durante muchos años de esta contienda, Marulanda fue un consecuente guerrero de la paz. La solución política del conflicto sobre la base del cambio de las injustas estructuras políticas, económicas y sociales, es el basamento de su estrategia guerrillera, y quien condujo personalmente todas las conversaciones con los gobiernos dirigidas a ese propósito de humanidad, añade. 
    
Recuerdan las Farc-ep que en 1958, desde su puesto de mando en la montaña, instrumentó a los voceros insurgentes, encabezados por Jacobo Prías Alape, Charronegro, para el diálogo con el gobierno del Frente Nacional.

También en 1984, en compañía de Jacobo Arenas, comandó la estrategia del diálogo con el gobierno del presidente Belisario Betancur. Como resultado de este esfuerzo se firmó el Acuerdo de La Uribe, una tregua bilateral que paró la guerra en Colombia por varios años. En esa ocasión las Farc se convirtieron en la plataforma de lanzamiento para el surgimiento de un nuevo movimiento político, la Unión Patriótica.

Pero en Colombia se impusieron posiciones de extrema derecha y las mafias, el guerrerismo y  la guerra sucia,  incumpliendo todo lo pactado, lo cual arrojó por la borda la extraordinaria posibilidad de una paz definitiva para el país, aseguran las Farc-ep.

Marulanda vuelve a tomar el camino de la paz en 1990, tras la contraofensiva guerrillera de las FARC que estremeció al país. El presidente de entonces, Cesar Gaviria, retornó al dialogo. Se efectuaron arduos intercambios y discusiones en Caracas, Venezuela, primero, y después en Tlaxcala, México.

Estos diálogos se frustraron porque el gobierno solo requería de pretextos para intensificar su guerra integral contra el pueblo e imponer a sangre y fuego la apertura económica neoliberal.

Volvieron los diálogos en 1999 y el comandante Marulanda al frente, durante el gobierno de Andrés Pastrana, esta vez en San Vicente del Caguán.

El presidente Andrés Pastrana solo quería ganar tiempo para fortalecer su maquinaria de guerra, para escalar el conflicto en intima alianza con el  Comando sur del ejército de los Estados Unidos y preparar la ejecución del Plan Colombia, diseñado por Washington, agrega el comunicado.

La delegación de las Farc-ep señala que ahora se encuentran en La Habana, buscando la paz como derecho supremo del mandato imperativo de las grandes mayorías nacionales que anhelan la terminación del más largo y doloroso conflicto interno escenificado en el continente.

Manuel Marulanda Vélez, quien pudo decir que “la insurrección se anuncia con el espíritu de paz; se resiste al despotismo porque éste destruye la paz, y no toma las armas sino para obligar a sus enemigos a la paz”.

Sobre Marulanda, el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, dijo:

“Consideré y considero que Marulanda fue uno de los más destacados guerrilleros colombianos y latinoamericanos. Cuando muchos nombres de políticos mediocres sean olvidados, el de Marulanda será reconocido como uno de los más dignos y firmes luchadores por el bienestar de los campesinos, los trabajadores y los pobres de América Latina”.

también te puede interesar