Internacionales

Reforma Rural Integral para la paz en Colombia

La delegación guerrillera en el diálogo de paz resaltó que la voz de las comunidades rurales ha sido clara para garantizar la estabilidad nacional

FARC-EP
Marco Calarcá, vocero de la representación de las FARC-EP | juventud rebelde

Redacción Central |

La Reforma Rural Integral es una necesidad vital para garantizar la paz y la estabilidad en Colombia, como se acordó durante la Cumbre Nacional Agraria, documento que entregaron al gobierno del país con la advertencia de entrar en paro nacional el próximo 28 de abril si no son atendidas sus peticiones, sin tener respuesta aún.

Una declaración al respecto fue dada a conocer en La Habana por Marco Calarcá, vocero de la representación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-ep) en el diálogo de paz de ese país suramericano.

El texto señala la necesidad de una Reforma Rural Integral que contemple la entrega de la tierra a los pobres del campo, así como el reordenamiento territorial que reconozca los derechos históricos de los pueblos indígenas, de los raizales y de las comunidades afro.

Manifiesta que la Delegación de Paz de las Farc-ep valoró de muy importante la exigencia de los participantes a la Cumbre Agraria por el reconocimiento de las Zonas de Reserva Campesina, de la función social de la propiedad de la tierra, de la propiedad colectiva inalienable de los resguardos indígenas, territorios ancestrales y territorios de las comunidades afro-colombianas.

Asimismo, esta comitiva cuestiona la apropiación fraudulenta de territorios por parte de latifundistas y empresas privadas, en detrimento de las Unidades Agrícolas Familiares, que ha generado la miseria y una política basada en el despojo.

Para construir un acuerdo real de paz, apunta, es necesario considerar las exigencias de las comunidades rurales, las cuales están orientadas a generar una economía propia contra el modelo de despojo, y de esa forma abrirían una política económica soberana, planificada y ambientalmente viable, que generaría estabilidad en las zonas rurales y en el país en general.

En el documento la delegación de las Farc-ep cuestiona los tratados de libre comercio y demanda que estos sean consultados con el pueblo, porque este es el que resulta afectado con tan nefastas políticas que solo llenan los bolsillos de funcionarios corruptos.

Para despejar el camino hacia una paz duradera, un país económico y socialmente estable, es necesario que el gobierno escuche a las comunidades rurales que hoy día hablan con su propia voz, en beneficio del país, agrega el comunicado.

también te puede interesar