Internacionales

Positiva repercusión deja la II Cumbre de la Celac

Diversos analistas políticos valoran de muy favorables los resultados de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños

celac
II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños |

Redacción Central |

Medios televisivos nicaragüenses presentaron en sus revistas matutinas a varios analistas políticos que valoraron de muy positiva la realización de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, efectuada en La Habana este martes y miércoles, donde se declaró a la región como zona de paz, condición indispensable para el desarrollo socio-económico de los países.

En el programa Estudio TN8, del canal ocho, el diputado Jacinto Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, y el doctor Fanor Avendaño, jurista y analista político, significaron que un hecho muy importante es la gran presencia de los mandatarios y de todos los países miembros, con un respaldo absoluto a los acuerdos y llamamientos a la paz, a la lucha contra la pobreza, una política de respeto mutuo y el diálogo como vía para la solución de problemas entre naciones del continente.

En la Celac se encontraron casi todos los países del continente americano, puntualizaron, con la excepción de Estados Unidos y Canadá, que son los más desarrollados de la región, pero también los que han impuesto políticas económicas y hasta gobiernos en América, manteniéndolos dentro de la pobreza durante dos siglos.

Otro elemento en que coincidieron se refiere a que esta agrupación no es de discursos retóricos, sino que avanza en el proceso de integración, de ayuda mutua, de complementariedad para el desarrollo, con acuerdos sobre la asistencia y reuniones de especialistas.

Así, en Brasil se efectuará a mediado del presente año una cita para tratar el tema de la agricultura familiar, con el objetivo de luchar contra la pobreza y el hambre.

Insistieron que en esta cita cimera no predominaron discursos retóricos, llenos de teorías, sino de acciones prácticas para dar solución a temas comunes, como es el problema de eliminar la pobreza extrema y el hambre, sobre la lucha contra el narcotráfico, avanzar hacia la soberanía alimentaria, eliminar el analfabetismo y crear mejores condiciones para la enseñanza en los distintos niveles.

En estas discusiones, apuntaron, se encuentran mandatarios que están a favor de la privatización, mientras otros abogan por el libre comercio y la nacionalización de los principales recursos del país, como es el caso del presidente Evo Morales, de Bolivia, que demostró con cifras el avance de esa nación andina desde que nacionalizó las empresas que explotan el hidrocarburo.

Pero todos, con mucho respeto, se sientan y dialogan, buscando soluciones para los países, porque la realidad de América Latina y el Caribe es que a pesar de la diversidad de países y condiciones económicas en ellos, todos los presidentes y jefes de gobierno se encuentran en igualdad de derechos de hablar y expresar sus opiniones, así como sus sugerencias de programas a desarrollar.

La vinculación de la población en cada nación es uno de los aspectos que también se puso de manifiesto en la Cumbre. No deben ser solo discursos, sino programas que ejecutados por las poblaciones, cada una con las características propias de cada país, con sus culturas y tradiciones.

El diputado Suárez señaló que el Presidente Daniel Ortega tocó un punto importante que afecta a todos y es el de narcotráfico, la necesidad de combatirlo con la participación de todos, porque si bien  se produce en Suramérica, se traslada a través de Centroamérica y se consume, mayormente, en Norteamérica, por lo que la ayuda en equipos que pueden dar las naciones norteñas no es una limosna, sino que los centroamericanos, como se expresó en una reunión en Guatemala, combaten el narcotráfico para que las drogas no lleguen al gran mercado que significa Estados Unidos.

Como es lógico, todos los presidentes y jefes de gobierno presentes estuvieron de acuerdo, porque la mejor lucha contra el narcotráfico es con la participación de todos, en todas las áreas.

También en el canal 4 de la televisión se trató el tema de la II Cumbre de la Celac en la Revista en Vivo, en la que participaron el presidente del Consejo Nacional de Universidades, Telémaco Talavera, y el periodista y analista político William Grisby, quienes señalaron que desde el punto de vista que se realizó con la presencia de todos los países del área ya se puede decir que fue un éxito.

Apuntaron que países como México expresaron su relación nuevamente con el resto de América Latina, lo cual se puso de manifiesto en la cita cimera, a pesar de su Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

La cita fue un respaldo total a Cuba, un país que Estados Unidos trató de aislar y resulta que es en esa nación donde se pudo percibir la voluntad de una mayor unión entre latinoamericanos y caribeños para llevar adelante el progreso socio-económico, indicaron los analistas.

Asimismo resaltaron la importancia que se considere a Puerto Rico como parte de la comunidad latinoamericana, un enclave colonial en pleno siglo XXI, sujeto a los mandatos de Estados Unidos.

Los cuatro analistas que llevaron sus comentarios sobre la II Cumbre del Celac coincidieron en que la declaración de la región como zona de paz es muy importante, así como la reunión misma, porque si bien los medios de prensa norteamericanos hicieron todo por ignorar el acontecimiento de mayor envergadura de toda la región, ya existen funcionarios del Departamento de Estado de EE.UU. que hablan de la importancia de tener mayor contacto con los vecinos latinoamericanos y caribeños.

Asimismo subrayaron en sus respectivos espacios televisivos que indudablemente el Celac avanza, con paso firme, con el propósito de consolidar el desarrollo socio-económico de los países miembros, así como disminuir progresivamente las asimetrías entre las naciones de la región, como expresó en su discurso el presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega.

también te puede interesar