Internacionales

Palabras de Rafael Correa en la II Cumbre de la Celac (29/1/2014)

“Queremos ser los más ágiles posibles en la Integración de Nuestramérica”, afirmó el mandatario

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Gracias a Dios, Presidente, no dijo: “Excelentísimo Presidente”, porque suena a “len-tísimo Presidente”… Queremos ser los más ágiles posibles en la Integración de Nuestramérica.

Un fuerte abrazo a [email protected]… A usted Comandante Raúl Castro, Presidente Pro Témpore de la CELAC; Presidente de Cuba, Anfitrión de esta Reunión. Muchas gracias por la organización de este Evento, por su invitación. A través suyo, muchas gracias al Pueblo de Cuba que siempre nos recibe como [email protected]

Un abrazo a [email protected] Señ[email protected] [email protected] de Estado y de Gobierno de los Países Miembros de la CELAC; a [email protected] Señ[email protected] [email protected] [email protected] de los Países Miembros de la CELAC; Señ[email protected] Representantes de Organismos Internacionales; Señ[email protected] Cancilleres de los Países Miembros de la CELAC; Señ[email protected] [email protected] Nacionales de los Países Miembros de la CELAC; Señ[email protected] Miembros de las Delegaciones presentes; Señ[email protected] [email protected] [email protected] en la República de Cuba; Señ[email protected] Representantes de los Medios de Comunicación; y sobre todo, un inmenso abrazo fraterno a [email protected] [email protected] [email protected] y del Caribe.

[email protected] Colegas, [email protected] [email protected]: Uno de los más grandes [email protected] de esta bella Tierra, hoy celebramos el Día de su Nacimiento, José Martí, expreso con palabras sencillas la esencia de lo que nos congrega hoy aquí. Cito: “Los Hombres se dividen en dos bandos: Los que aman y fundan, los que odian y deshacen”.

Estoy seguro que [email protected] [email protected] presentes son de [email protected] que aman y fundan… Aman el Sueño de los Libertadores, y fundan esta Patria Grande. También en voz alta pienso con tristeza que hoy faltan aquí dos de los más Grandes, entre aquellos que aman y fundan: Nuestros queridos Néstor Kirchner y Hugo Chávez; Luchadores incansables de este Sueño que hoy, y como más grande Homenaje a sus Memorias, ya no tiene retroceso.

Y aunque es histórico el Camino recorrido, muchos de mis Colegas lo han mencionado, la frase de Martí inevitablemente me hace pensar que nuestra lucha no ha estado exenta de aquellos que odian y deshacen. Por irrisorio que parezca, a pesar de que transitamos ya la segunda década del Siglo XXI, vemos con pesar como cosa cotidiana, que las expresiones colonialistas no han desaparecido, a pesar de que ya han transcurrido más de 200 años del Primer Grito de Independencia de nuestros Pueblos.

Esta vez no son bárbaros montados en carabelas. Es el Imperio del Capital y una de sus principales extensiones: Los monopolios privados de la Comunicación, armas de destrucción masiva de la Verdad. Es el Oenegecismo financiado del extranjero que pretende reemplazar a nuestros Estados, e imponernos sus visiones e inte-
reses. Es un Orden Mundial no solo injusto, sino inmoral, donde los dobles estándares cunden por doquier, y todo está en función de la conveniencia del más fuerte.

Por falta de tiempo, en esta Intervención me voy a enfocar en plantear los problemas; sin embargo, aunque las soluciones se derivan del propio análisis, en cada uno de estos problemas planteados, Ecuador tiene propuestas muy concretas.

Hace algunos días, [email protected] Colegas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, tuvo lugar la III Conferencia de los Estados Partes de la Convención Interamericana de Derechos Humanos en Montevideo, donde 18 de nuestros Países trabajaron para procurar la universalidad de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, además de buscar un funcionamiento más coherente, equilibrado y justo de sus relatorías.

¿Cómo podemos confiar en un Sistema Interamericano de Derechos Humanos, financiado en su mayor parte por un país que no ha ratificado el Pacto de San José, sustento del Sistema, y en segundo lugar por países europeos, es decir, que están fuera del Sistema Interamericano; en otras palabras, pagan para controlar a los demás? ¿Bajo qué lógica hemos permitido que se ignore el Principio de Igualdad Jurídica y Universalidad, hasta el punto de ir, quizás hasta mortalmente, la legitimidad del Sistema Interamericano en su conjunto?

¿Cómo podemos admitir que la Sede de la Comisión Interamericana de Derechos Hu-manos, CIDH, se encuentre en un país que no ha ratificado el Pacto de San José, y que el 29% de los Funcionarios de dicha Comisión sean de esa nacionalidad? ¿Por qué los privilegios que tiene la supuesta Relatoría Libertad de Expresión, una única Relatoría con carácter especial sobre las otras ocho Relatorías?

¿Significa acaso la supremacía de este Derecho sobre los otros Derechos Políticos, Civiles, Ambientales, Económicos, etc., o tan solo la supremacía del Capital detrás de los Medios de Comunicación?

¡Que nadie se engañe…! El lobby mediático talvez es el más fuerte del Mundo y mantiene sus Medios, sus ONGs, incluso sus Relatorías bajo el “simpático” Principio de que pueden mentir, manipular, hostigar sobre todo a los Gobiernos Progresistas que son un peligro para su poder y sus negocios, pero que nadie los puede cuestionar a ellos, o será un atentado a la libertad de expresión.

La libertad de prensa es confundida con la libertad de empresa, pero lamentablemente la mercancía transada no es una simple corbata, sino un Derecho: la Información. Para ellos, la antología de la libertad de expresión es CNN… ¡están en su derecho! El problema es que creen que sus valores deben ser Valores Universales. Es el nuevo Imperialismo.

Como alguna vez me dijo usted, Comandante Raúl Castro, desde que se inventó la Imprenta, la libertad de prensa no es otra cosa que la voluntad del dueño de la imprenta. Y esto, si queremos tener verdadera libertad de expresión en el Siglo XXI debe cambiar… ¡La Libertad para nuestros Pueblos, no para el Capital!

Es claro, y esto ya hay que hablarlo sin temores, que requerimos nuestro propio Sistema de Derechos Humanos, sin influencias de países hegemónicos, sin presencia del más ilegítimo Oenegecismo del poder mediático. Sistema con una nueva y amplia visión, esto es, que cualquier Poder, no solo el Estado, puede atentar contra los Derechos Humanos… Poderes tales como el de las transnacionales, o el mismo poder mediático.

Pero no es solo un Sistema Interamericano de Derechos Humanos el que está cuestionado por sus inconsistencias, incoherencias, y doble moral; es la propia OEA, Organización de Estados Americanos la que debemos cuestionar. ¿Para qué sirve la OEA si todavía permite un descarado colonialismo al frente de nuestras costas, como es el caso de las Islas Malvinas; Islas Argentinas y Latinoamericanas?

¿Cuál es el rol de la OEA en nuestra Nueva América, que no solo permite, sino que incluso tiene su Sede en el país del criminal bloqueo a Cuba, que rompe toda la Carta Fundacional de la OEA, el Derecho Internacional y los Derechos Humanos? Parafraseando a Fidel, bien podría llamarse la OEA el Ministerio de las Colonias.

Debemos hacer, queridos Colegas, de América Latina y el Caribe un espacio de Mujeres y Hombres Libres. Aquí se ha hablado mucho de tecnicismo, y está muy bien; pero entendamos que el primer paso para superar la pobreza es un problema político… Cambiar las relaciones de Poder, liberar a nuestros Países de neocolonialismos, de poderes extranjeros; y al interior, del poder de las élites que siempre nos han dominado. Debemos hacer de América Latina y el Caribe un espacio de Mujeres y Hombres Libres, sin aceptar en estas Tierras groseros neocolonialismos.

En los últimos años, cuatro Países: Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador, hemos denunciado el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR. Un texto que solo sirvió para justificar las intervenciones militares norteamericanas, en Guatemala, en 1954; en Cuba, en 1962; en Panamá, en 1964; o en República Dominicana, en 1965, 1966. Pero no sirvió para evitar agresiones extra-regionales como supuestamente era su fin, como en el caso de Malvinas, en 1982.

Con el Consejo Suramericano de Defensa, ya estamos trabajando en el diseño de una Nueva Doctrina de Seguridad Regional, centrada y pensada desde nuestras latitudes. Pero los neocolonialismos continúan, basta ver el Grupo de Acción Financiera, el llamado GAFI, que supuestamente lucha contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo; y le exige a nuestros países, bajo graves amenazas, lo que nunca le exigen ni han cumplido los países hegemónicos. O bastaría ver los Tratados de Protección Recíproca de Inversiones, una de las más claras expresiones del Imperio del Capital… Sociedades sometidas al Mercado, y no Mercado sometido a las Sociedades; Pueblos en función del Capital, y no el Capital en función de nuestros Pueblos.

Bajo la falsa premisa de atracción de la Inversión Extranjera Directa, estos instrumentos, muchos de ellos negociados bajo un formato único, impuestos y condicionados por intereses de grandes capitales y países hegemónicos, han rendido una buena parte de nuestra Soberanía ante Tribunales privados… Tribunales que manejan el discurso de la “Seguridad Jurídica”, cuando en realidad todos conocemos a quienes sirven.

Una clara demostración de lo anterior es el caso Chevron-Texaco, petrolera que destruyó la selva ecuatoriana, y después de 20 años de litigio fue condenada por Tribunales ecuatorianos en un Juicio puesto por las Comunidades amazónicas; Sector Privado.

Con su prepotencia, y su Poder corrupto y corruptor, para evitar su responsabilidad, la Petrolera Chevron-Texaco ha llevado al Estado ecuatoriano al Tribunal Arbitral de La Haya, en el marco del Tratado de Protección Recíproca de Inversiones firmado con Estados Unidos; y el Tribunal se ha declarado competente para tratar el caso, pese a que no es un Juicio entre Estado y Transnacional, sino un Juicio entre privados, lo que no es materia de arbitraje.

Y no obstante que Texaco dejó de operar en Ecuador en 1992, y el Tratado con Estados Unidos es de 1997; es decir, aplican retroactivamente el Tratado, violando Principios Universales del Derecho.

Ya nada sorprende en una Institucionalidad internacional que no está en función de la Justicia sino tan solo del más fuerte. Pero invito a todos ustedes a visitar mi País, e ir a la selva a meter su mano en las piscinas tóxicas dejadas por Texaco. Esa mano, 30 años después de que la Compañía dejó el país, saldrá llena de residuos de petróleo… ¡es la mano sucia de Chevron!

Además del daño ambiental irreparable y el perjuicio a la salud de [email protected] Compatriotas, esta experiencia nos ha permitido ratificar algo que ya veníamos denunciando… la privatización del Derecho y el despejo de la Soberanía Jurídica de los Estados, materializada a través de los Tratados de Protección Recíproca de Inversiones.

Probablemente, queridos Colegas, no hay otro aspecto donde sea más urgente la Integración. La única forma de resistir y liberarnos del imperio del Capital es la Integración. Separados, será el Capital transnacional el que nos imponga sus condiciones. Unidos, serán nuestros Pueblos los que impongan las condiciones al Capital.

El injusto Orden Mundial pretende una nueva División Internacional del Trabajo. Ellos produciendo conocimiento, Bien que generalmente es de fácil acceso una vez creado, por lo cual se ponen barreras institucionales, es decir, patentes para que su acceso, su disfrute no sea gratuito. Nosotros, produciendo Bienes Ambientales para uso de los contaminadores globales, y ni siquiera se logra extender el Tratado de Kioto; peor aún recibir una justa compensación por proveer los Bienes más importantes para la Vida en el Planeta.

Si ustedes usan un invento sin pagar el correspondiente royalties, regalías en español, se van hasta presos. Si ellos destruyen nuestro Planeta, a pesar de los Bienes Ambientales que nosotros producimos, no pagan absolutamente nada. Y mientras tanto, estamos llenos de sus ONG que buscan imponernos lo que nunca hicieron en sus países. Que buscan que no aprovechemos soberanamente nuestros Recursos Naturales por la mencionada nueva División Internacional del Trabajo… Ellos produciendo Bienes y Servicios de alto valor agregado, nosotros produciendo Bienes Ambientales de libre acceso.

Y pretenden hacernos creer que la miseria, sobre todo la de nuestros Pueblos Originarios, es parte del folklore, cuando es el más grande insulto a la Dignidad Humana, y el imperativo moral de nuestra Época.

La Integración, queridos Colegas, debe servir también para proclamar, con firmeza y convicción, el Derecho a vencer la pobreza usando, soberanamente, nuestros Recursos Naturales.

Mucho de lo que brevemente por cuestiones de tiempo he propuesto, son verdaderas Revoluciones. Así que, permítame terminar nuevamente agradeciendo su gentileza, Comandante Castro; la hospitalidad, como es costumbre del Pueblo Cubano. Desearle el mejor de los éxitos a Laura Chinchilla, que el próximo mes de Mayo deja la Presidencia de Costa Rica.

Permítame terminar citando al Comandante Fidel Castro: “Revolución es sentido del momento histórico. Es cambiar todo lo que debe ser cambiado. Es Igualdad y Libertad plenas. Es ser tratado y tratar a los demás como Seres Humanos. Es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos. Es desafiar poderosas fuerzas dominantes, dentro y fuera del ámbito social y nacional. Es defender Valores en los que se cree, al precio de cualquier sacrificio. Es Modestia, Desinterés, Altruismo, Solidaridad y Heroísmo. Es luchar con Audacia, Inteligencia y Realismo. Es no mentir jamás ni violar Principios Éticos; es Convicción profunda de que no existe Fuerza en el Mundo capaz de aplastar la Fuerza de la Verdad y las Ideas”. Muchas gracias.

también te puede interesar