Internacionales

Líder guerrillero José María Reyes fue asesinado durante operación Estados Unidos-Honduras

La revelación se efectuó con la desclasificación de un documento del departamento de Defensa de EE.UU. sobre el líder guerrillero hondureño

Joseph Mulligan sostiene el informe hecho por la CIA sobre los hondureños desaparecidos en 1983
El líder guerrillero hondureño José María Reyes Mata fue capturado y asesinado durante una operación militar hondureña-estadounidense en 1983, afirmaron este martes en Tegucigalpa sus familiares, tras conocer un documento desclasificado del Departamento de Defensa de EE.UU. que se refiere a ese hecho. | AFP

Redacción Central |

La revelación se efectuó con la desclasificación de un documento del departamento de Defensa de EE.UU. sobre el líder guerrillero hondureño

El líder guerrillero hondureño José María Reyes Mata fue capturado y asesinado durante una operación militar hondureña-estadounidense en 1983, afirmaron este martes en Tegucigalpa sus familiares, tras conocer un documento desclasificado del Departamento de Defensa de EE.UU. que se refiere a ese hecho.

La fuente señaló que denuncian al gobierno norteamericano de esa época, por silenciar la captura y asesinato del líder guerrillero en la operación Patuca, en el este del país, cuando el país norteño habla tanto del respeto de los Derechos Humanos.

Asimismo indicaron que a Reyes Mata el comandante del escuadrón le disparó con una pistola cuando el guerrillero estaba desarmado, en presencia de oficiales hondureños no identificados, porque el informe desclasificado tiene tachaduras.

Subrayaron que el cadáver de Reyes Mata se encuentra aun desaparecido, al igual que el de los ciudadanos estadounidenses, el sacerdote James Francis Carney, más conocido como el Padre Guadalupe, y el de David Arturo Báez Cruz, un nicaragüense-estadounidense ex miembro de boinas verdes.

Familiares del guerrillero asesinado exigen a las autoridades de Honduras la localización de los restos de las tres personas mencionadas, así como los de otros desaparecidos del grupo revolucionario para que los familiares puedan darles cristiana sepultura.

Un informe militar dado en aquel tiempo fue que los rebeldes fueron aniquilados por militares hondureños encabezados por el general Gustavo Álvarez, quien fue ultimado años después en Tegucigalpa, y efectivos estadounidenses en la llamada ’Operación Patuca’, hoy recordada con tristeza por la práctica del asesinato.

también te puede interesar