Internacionales

El misterioso Nguyen y los curiosos nombres otorgados a los hijos en Vietnam

Muchos optan por nombrar a hijos con equivalentes a Fuerte, Heroico, Triunfador y Exitoso, y a hijas con los de plantas y flores

niños y niñas - Vietnam
Muchos optan por nombrar a hijos con equivalentes a Fuerte, Heroico, Triunfador y Exitoso, y a hijas con los de plantas y flores | elheraldo.hn

Redacción Central |

Muchos optan por nombrar a hijos con equivalentes a Fuerte, Heroico, Triunfador y Exitoso, y a hijas con los de plantas y flores

Al contrario de lo que muchos pensaban, Nguyen no es un nombre; sino el apellido más común en Vietnam, que representa el 40 por ciento superando a los que le siguen, Tran y Le, con sólo un 11 por ciento cada uno, señala la agencia Prensa Latina (PL).

En el país indochino se acostumbra a colocarlo delante de los nombres en las identificaciones personales, mientras antiguos troncos familiares adoptaron patronímicos sin atenerse estrictamente a la ascendencia consanguínea.

Aclarado esto, asegura PL que resulta más interesante acercarse a la cuidadosa atención que dedican los futuros padres a los nombres con que distinguirán a sus descendientes, mediados por valores culturales y simbolismos y en los que transmiten sus mejores deseos.

Conforme con la antigua tradición oriental, el que se otorgaba al hijo marcaba el linaje que lo enorgullecía, y en la época feudal, se agregaba para varones el de pila Van (literatura) y para hembras Thi (mercado), que establecía la discriminadora ocupación feminista al estudio y los quehaceres.

Pasado el tiempo, ahora de cambios y mayor justicia, muchos optan por nombrar a hijos con equivalentes a Fuerte, Heroico, Triunfador y Exitoso, y a hijas con los de plantas y flores, como ciruelo (Mai), melocotonero (Dao), orquídea (Lan), margarita (Cuc) o bambú (Truc).

En la nominación femenina son preferidos los sonidos suaves a diferencia de los que llevan los hombres, los cuales deben ser vigorosos, según indica Song Ha, investigadora de la cultura popular de ese país.

El año del nacimiento según el calendario chino: Ratón, Búfalo, Tigre, Dragón y todos los demás, y las estaciones climáticas, suele ser otra de las opciones.

Agrega la agencia noticiosa que hay quienes eligen un nombre vinculado con una huella en las vidas de las parejas, un lugar y un recuerdo de sus padres y su tierra natal. Así, por ejemplo, el fruto de oriundos indistintos de Thai Binh y Hanoi se llamará Thai Ha.

Estudiosos de dichos procesos culturales señalan que la tendencia más acusada en la actualidad consiste en proyectar anhelos para el porvenir de la prole, con nombres como Graciosa, Noble y Preciosa, para ellas, y Generoso, Inteligente, Montaña y Viento, para ellos.

Bastante se discute antes de la llegada del esperado descendiente en el seno familiar donde nunca se dejan de escuchar criterios de los abuelos, siempre bajo la brújula de augurar una vida mejor portadora de valores, concluye PL.

también te puede interesar