Internacionales

Crecen reacciones contra amenaza de Obama contra Siria

Las manifestaciones y expresiones por una solución pacífica aumentan en el mundo, tanto en los propios EE.UU. como en otras latitudes del planeta

Protestas en Washington
Las tensiones en torno a la amenaza de un ataque militar estadounidense contra Siria, planteado por el presidente de EE.UU. Barack Obama, aumentan este domingo en diversas latitudes del planeta, incluso en Washington, mediante manifestaciones públicas y llamamientos a la solución pacífica del conflicto alimentado por potencias extranjeras y países árabes. | Internet

Redacción Central |

Las manifestaciones y expresiones por una solución pacífica aumentan en el mundo, tanto en los propios EE.UU. como en otras latitudes del planeta
» Rechazan miembros del ALBA agresión militar foránea contra Siria
» Barack Obama: Estoy preparado para dar la orden de atacar Siria
» Vladimir Putin pide a Premio Nobel de la Paz 2009 que reflexione y evite un ataque a Siria

Las tensiones en torno a la amenaza de un ataque militar estadounidense contra Siria, planteado por el presidente de EE.UU. Barack Obama, aumentan este domingo en diversas latitudes del planeta, incluso en Washington, mediante manifestaciones públicas y llamamientos a la solución pacífica del conflicto alimentado por potencias extranjeras y países árabes.

 Ante la amenaza de un ataque militar del mandatario, increíblemente Premio Nobel de la Paz, el presidente sirio, Bachar al Asad, sostuvo también este domingo que su país seguirá su lucha contra el terrorismo, pese a las amenazas de Washington de lanzar una intervención militar, informó la televisión en Damasco.

Al Asad, quien se entrevistó con el asesor de seguridad iraní Alaeddin Boroujerdi, destacó que las amenazas estadounidenses no van a hacer que Siria se doblegue y reiteró que son falsas las acusaciones que su ejército utilizara armas químicas en el enfrentamiento contra opositores armados y mercenarios que realizan actos de terrorismo en el país árabe.|

Reportes de prensa desde Washington señalan que miles de manifestantes en varias ciudades de Estados Unidos se pronunciaron este domingo en oposición a una eventual guerra del Pentágono contra Siria, luego que la Casa Blanca reafirmó sus intenciones de atacar.

Estas demostraciones, organizadas por movimientos populares espontáneos bajo el nombre StopTheWar (detengan la guerra), las manifestaciones atravesaron calles de California, Nueva York, Texas, Massachussets, y Washington DC, entre otros estados.

En Washington cientos de ciudadanos protestaron frente a las puertas de la sede ejecutiva este sábado, al mismo tiempo que el presidente Barack Obama confirmaba su intención de aplicar acciones militares contra la nación levantina en el presente mes de septiembre.

Durante las manifestaciones se recordó que desde el pasado día 21 de agosto el gobierno norteamericano intenta responsabilizar al de Damasco por un presunto ataque químico contra civiles, mientras el Pentágono estacionó una flotilla de guerra en el Mediterráneo este y emitió sucesivas amenazas de ataque militar.

Estas acusaciones, ha dicho el presidente Bashar al-Assad son un insulto contra el sentido común porque, en primer lugar, en el conflicto sirio sería imposible usar gases neuroparalizantes cuando las fronteras entre los antagonistas armados son imprecisas.

Asimismo se señala que expertos de la ONU desplegados en el terreno recolectaron información para confirmar denuncias sobre el supuesto uso de gas sarín en un suburbio de Damasco, pero las conclusiones oficiales se darán a conocer en dos semanas.

Recientemente un miembro de la oposición armada dijo que sí fue usado el gas sarín, pero que fueron ellos mismos, porque no sabían realizar un ataque con ese medio y se les explotó, convirtiéndose en un problema que ahora se quiere utilizar para la realización de un ataque.

El gas sarín tiene efectos neuroparalizantes, letal, y está prohibido por la ONU, pero resulta, según el opositor a Damasco, que se lo entregó un connotado terrorista, por lo que si algo hay que temer ahora es que esos truanes tienen medios poderosos que hoy se llevaron a Siria, pero mañana otro país, incluso los mismos EE.UU. puede ser víctima de estos medios de exterminio masivo.  

Resulta difícil creer que el presidente de Estados Unidos y su secretario de Estado, John Kerry no dispongan de toda la información y utilizan las que existen con fines de llevar a cabo su propósito, destruir la defensa siria y dar luz verde a Israel y a países árabes aliados de Washington.

La historia sobre el posible uso de las armas de exterminio masivo se repite, antes fue Iraq, las que después de 10 años de ocupación por la OTAN no fueron encontradas, por el contrario la matanza y el desgobierno continúa en ese país.

Todo indica que la mentira es un recurso de los gobiernos estadounidenses, antes de ello fue el de George W. Bush, contra Iraq, aliado con Gran Bretaña y España. Ahora es Estados Unidos con sus aliados del Reino Unido y el de Francia, más Israel y los países árabes seguidores de los dictámenes de Washington.  

En París el ministro galo del Interior, Manuel Valls, dijo que  Francia esperará por un pronunciamiento del Congreso estadounidense para ir a una guerra contra Siria, pues de ninguna forma realizará una agresión en solitario contra ese país.

Apuntó que ese país europeo no puede actuar en solitario, necesita una coalición,  mientras la prensa local recuerda la actitud asumida en 2003 por el entonces mandatario Francois Miterrand de oponerse a una invasión contra Irak.

Este domingo, en medio de sondeos con el rechazo de los franceses a una agresión contra Siria, el primer ministro Jean-Marc Ayrault anunció una reunión el lunes con los presidentes del Senado y la Asamblea Nacional, así como con los ministros de Defensa y de Exterior, la cual estará centrada en el tema sirio, dos días antes del debate parlamentario sobre una eventual acción bélica contra Damasco.

Medios de prensa franceses señalan que el 64 por ciento de los ciudadanos del país se opone a la participación francesa en una agresión contra Siria y el 47 rechaza una acción bélica contra esa nación, al margen del Consejo de Seguridad de la ONU.

Asimismo se subrayó que el presidente francés, Francois Hollande, solo esta obligado a contar con una autorización del parlamento galo, si la operación se extiende por más de 60 días, pero aún así debe tomar en cuenta la opinión pública.

En Londres diputados y funcionarios británicos, tanto laboristas como conservadores, descartaron este domingo la posibilidad de repetir una votación en la Cámara de los Comunes sobre una autorización para agredir a Siria.

El ministro de Economía, George Osborne, subrayó que ha habido un fuerte escepticismo sobre la implicación militar y no creo que otro informe de la ONU, o lo que sea, suponga una diferencia.

El pasado jueves durante una votación  285 diputados votaron en contra, incluidos 38 conservadores y nueve liberal-demócratas, mientras que 272 lo hicieron  a favor de un plan de contingencia militar contra Siria, presentado por el gabinete de coalición de conservadores y liberales.

Además, un sondeo publicado por el dominical The Observer señala que el 60 por ciento de los encuestados rechaza la participación del Reino Unido en una agresión contra el Estado levantino, mientras que solo un 24% apoya esa posibilidad.

Mientras los aires de ampliar el conflicto recorren el planeta, porque un ataque afectará la economía mundial, en El Cairo se inició la 140 sesión de la Liga de Estados Árabes (LEA), para examinar los problemas regionales claves, incluyendo la crisis en torno a Siria .

Como declaró el secretario general de la LEA, Nabil al Arabi, el encuentro transcurre en unas condiciones de excepcional importancia, dada la enorme responsabilidad que asumen los estados árabes con respecto al expediente sirio. Se apuntó que examinarán los puntos de la agenda con carácter urgente y aprobarán recomendaciones que serán transmitidas de inmediato ante los ministros de Exteriores de los estados miembros de la Liga Árabe.

En Ciudad del Vaticano el papa Francisco afirmó este domingo que nunca el uso de la violencia lleva a la paz, la guerra llama a la guerra, la violencia llama a la violencia, en una nueva exhortación por el cese del conflicto en Siria , que ha provocado m´s de 110 mil muertos desde marzo de 2011.

El papa Francisco, durante el Angelus en plaza San Pedro, invitó a las partes a no cerrarse en sus propios intereses, sino a emprender con coraje y decisión el camino del encuentro y de la negociación.

La Coalición Nacional Siria , en franco repliegue de sus armados y numerosos mercenarios ante la ofensiva del ejército sirio son de los pocos que pidieron este domingo al Congreso estadounidense que autorice una intervención militar en Siria , porque ellos están en plena derrota y tendrían que responder por los crímenes cometidos al país, tanto por sus acciones terroristas como a la economía y bienestar nacional.

En Moscú se recordó que en el encuentro que sostuvieron en el Golfo de Finlandia los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y el de Estados Unidos, Barack Obama, el líder del país euro-asiático pidió al mandatario norteamericano que pensara en las posibles víctimas de la guerra y que renunciase a atacar Siria .

Putin calificó además como un disparate total e ilógico que el presidente sirio, Bashar al Assad, use armas químicas contra su propia gente.

También Assad, un aliado de Rusia, tendría que tener claro que un ataque de ese tipo contra la población civil serviría de excusa a Estados Unidos para intervenir, arguyó Putin y apuntó que sólo los enemigos del régimen podrían haber usado las armas químicas con el objetivo de provocar la intervención.

también te puede interesar