Internacionales

El Imperio con la mira en Siria

Advierten sobre posible conflicto armado internacional en esta nación árabe. Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel lanzarían muy pronto un ataque contra las fuerzas del presidente Bashar Al-Assad

Imperio amenaza a Siria
Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel lanzarían muy pronto un ataque contra las fuerzas del presidente Bashar Al-Assad | BBC

Redacción Central |

Advierten sobre posible conflicto armado internacional en esta nación árabe. Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel lanzarían muy pronto un ataque contra las fuerzas del presidente Bashar Al-Assad

Los movimientos de las potencias occidentales bajo la égida de los Estados Unidos de América apuntan a una inminente movida en el Medio Oriente contra una nación codiciada desde hace bastante tiempo: Siria.

Según informan este martes cadenas de noticias estadounidenses como NBC y rotativos como el Washington Post, tras un año de reticencias, el presidente Barack Obama se prepara para ordenar un ataque relámpago contra Siria, que sería apoyado por Gran Bretaña e Israel.

La operación, con misiles lanzados desde buques en el Mediterráneo, sería de sólo dos o tres días, aseguran las fuentes. Siria, en cambio, advirtió que responderá de forma contundente al ataque, mientras Rusia llamó a reconsiderar la decisión y advirtió sobre sus funestas consecuencias no solo para esa nación sino para el mundo.

Obama, por su parte, aún no ha dado la orden y está pendiente de los movimientos de los inspectores de Naciones Unidas, que tienen previsto en principio quedarse en Siria hasta el domingo.

El mandatario repitió el viernes que quiere evitar una intervención parecida a las de Irak, Afganistán o incluso Libia. Participar de manera sostenida en la guerra siria sería, según dijo, “muy caro, difícil y gravoso” y alimentaría “el resentimiento en la región”.

En tanto, en una carta enviada al gobernante estadounidense, los firmantes se niegan a que Washington involucre a sus militares en una nueva aventura bélica, cuando “cuando no existe ninguna amenaza directa a los Estados Unidos”.

Además, como escribió el representante Scott Rigell, “sin autorización del Congreso violaría la separación de poderes que está claramente delineada en la Constitución”.

El legislador recordó que la decisión de Obama de permitir en 2011 el ataque del Pentágono en Libia sin la luz verde del Capitolio fue inconstitucional.

Los congresistas deben regresar el próximo 9 de septiembre de sus vacaciones, pero la administración de Obama ha dado señales de que una acción contra el presidente sirio Bashar al-Assad puede ser cuestión de poco tiempo, incluso alguno medios especulan con el próximo jueves.

La Casa Blanca afirmó hoy que sigue aún sin tomar una decisión sobre un eventual ataque estadounidense contra Siria, cuyo pretexto se alimenta bajo el supuesto uso de armas químicas por parte de las autoridades de Damasco.

Durante su habitual conferencia de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, volvió a repetir los mismos argumentos expresados desde que la semana pasada se endureciera el tono de la retórica del Gobierno de Obama.

El vocero subrayó que la Casa Blanca está segura de la imputación contra Siria, lo que se discute es cuál será la respuesta.

Un grupo de las Naciones Unidas tiene previsto visitar este miércoles de nuevo la zona de Damasco donde, supuestamente, se utilizaron armas químicas por parte de las autoridades del gobierno sirio.

Esta misión de la ONU fue agredida por francotiradores de la llamada oposición armada, que acusó a Damasco de haber empleado este tipo de artefactos contra la población civil el pasado 21 de agosto.

El gobierno de Al-Assad ha negado categóricamente estas acusaciones e insiste que es una burda manipulación de Estados Unidos, Occidente y aliados árabes por facilitar la intervención militar en el país. Lo cierto hasta el momento, es que Obama tiene la mesa servida, y solo tiene que decidir si toma o no la cena oriental.

también te puede interesar