Internacionales

Encuentran rieles usados por asesinos de Pinochet para lanzar cadáveres al mar

Fuentes judiciales revelaron que estos rieles utilizados por la dictadura del general Augusto Pinochet fueron hallados en las costas de Caldera, al norte de Chile

Hallan rieles usados para lanzar a ejecutados políticos al mar
Hallan rieles usados para lanzar a ejecutados políticos al mar | 24horas.cl

Redacción Central |

Fuentes judiciales revelaron que estos rieles utilizados por la dictadura del general Augusto Pinochet fueron hallados en las costas de Caldera, al norte de Chile

Medios judiciales revelaron este miércoles que un grupo de rieles que fueron utilizados por militares-asesinos durante la dictadura del general Augusto Pinochet para lanzar cadáveres de prisioneros políticos al mar y hacerlos desaparecer fueron hallados en las costas de Caldera, en el norte de Chile.

Los rieles fueron encontrados a unos 870 kilómetros al norte de Santiago de Chile, la capital, los cuales fueron subidos a la superficie desde el fondo marino y su hallazgo fue posible gracias a que un militar que participó en esas acciones confesó antes de morir.

Los medios judiciales subrayaron que la identidad del militar se mantiene en reserva y los rieles se encuentran en el Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones, en Santiago de Chile, donde serán analizados para determinar si mantienen adheridos algunos elementos.

Asimismo se planteó que la búsqueda se mantiene en el área del hallazgo, por la posibilidad de que haya más piezas similares e incluso cadáveres.

Este descubrimiento se produjo en el marco del juicio por los episodios de la llamada Caravana de la Muerte, a cargo de la jueza especial Patricia González, referido a una comitiva militar que a fines de 1973 recorrió Chile y dejó a su paso cerca de un centenar de presos políticos ejecutados en diversas ciudades, por el único delito de simpatizar con el gobierno constitucional de Salvador Allende y estar en contra de la dictadura militar impuesta por la fuerza de las armas.

Hasta ahora el hallazgo se mantiene bajo secreto y se desconoce si el militar, que no pudo soportar más en su conciencia tantas atrocidades, reveló nombres de fallecidos y de los autores de los asesinatos.

Conocedores de esta historia reciente señalaron que dos episodios ocurridos a fines de 1973 podrían tener vinculación con el hallazgo, como el de 26 cadáveres desenterrados en 1976 en el desierto de Atacama, correspondientes a prisioneros asesinados en octubre de 1973 por la Caravana de la Muerte en la ciudad de Calama.

Asimismo recordó que hubo tres ejecuciones extrajudiciales ocurridas en octubre de 1973 en la ciudad de Copiapó, a 75 kilómetros al sureste de Caldera, también a manos de la Caravana de la Muerte.

Las víctimas fueron el gerente general de la Compañía de Cobre Salvador, Ricardo García Posadas, y los dirigentes sindicales de esa empresa Maguindo Castillo Andrade y Benito Tapia Tapia, cuyos cuerpos fueron sepultados en el cementerio de Copiapó, pero rápidamente desaparecieron del lugar.

Medios de prensa recordaron que el de Caldera es el segundo hallazgo de rieles usados para lanzar cuerpos de prisioneros al mar desde 1973. El primero ocurrió en septiembre de 2004 frente a Quintero, a 44 kilómetros al norte de Valparaíso, donde cuatro piezas metálicas fueron encontradas por la Policía de Investigaciones, bajo la supervisión del juez especial Juan Guzmán Tapia.

Las piezas pasaron después a formar parte de un museo recordatorio en el excampo de prisioneros de Villa Grimaldi, en Santiago. Algunas de ellas mantenían aún botones adheridos.

también te puede interesar