Internacionales

Pollos voladores y cocineros metálicos revolucionan cocina tailandesa

Restaurantes de Bangkok, la capital, deleitan a los comensales trayendo la comida con ayuda de una catapulta o de cocineros robots entre otras artimañas

Pollos voladores y cocineros metálicos revolucionan cocina tailandesa
Pollos voladores y cocineros metálicos revolucionan cocina tailandesa. | elcomercio.pe

Redacción Central |

Restaurantes de Bangkok, la capital, deleitan a los comensales trayendo la comida con ayuda de una catapulta o de cocineros robots entre otras artimañas

Los cocineros de Tailandia, famosa por sus platos enriquecidos con especies y picantes, están revolucionando el sector gastronómico con el uso de la tecnología, es así como varios restaurantes de Bangkok, la capital, deleitan a los comensales trayendo la comida con ayuda de una catapulta o de cocineros robots, entre otras artimañas.

El personal del restaurante Ka Tron, ubicado en los suburbios de la ciudad, atrae a sus comensales con sus pollos voladores: las aves cocinadas son lanzadas desde una catapulta a un escenario, donde son capturadas con un pincho por un camarero, que las lleva a la mesa montado en un monociclo.

Pese a la presión que supone la actuación en vivo, delante de los comensales, la tasa de captura es impresionante, afirmó Nattaset Rattanapipob, el dueño del restaurant. Indicó que realizan esos envíos aéreos desde hace 26 años y que de los cientos de miles de pollos catapultados por el aire, sólo se cayeron unos pocos cientos.

Al otro lado de la ciudad, se halla el restaurante japonés Hajime, que presenta su propio atractivo: dos grandes robots sirven la comida entre las mesas. Después del asombro inicial por la novedad, los clientes pueden pedir a los robots que bailen. Sucede que a veces las cosas mecánicas fallan y esos camareros robot también. Para solucionar el asunto, existen aquí equipos técnicos, dijo Pimol Paitaku, director de marketing del restaurante Hajime.

Esas no son las únicas novedades gastronómicas en Bangkok. El restaurante Cabbages and Condoms, tiene otro gancho para atraer a los clientes, allí se sirve fideos con consejos de salud sexual y asesoramiento sobre planificación familiar, bajo el lema: “Comida garantizada para no quedar embarazada”. Para enfatizar su eslogan, los cocineros junto con la cuenta entregan a los clientes un condón de cortesía.

Y aunque los tailandeses son serios sobre la comida, la gente en Bangkok, también llamada “Ciudad de ángeles”, parece dispuesta a intentar cualquier cosa, para unir el sabor al entretenimiento, cuando acude a estos restaurantes.

(Visited 5 times, 1 visits today)

también te puede interesar