Internacionales

Plantean constructoras mexicanas que disminuirán ventas de viviendas

Las tres mayores empresas constructoras prevén una disminución de ventas en el presente año, tras fracasar en la creación de barrios fuera de zonas urbanas

Constructoras mexicanas
Las tres mayores constructoras de viviendas de México prevén vender menos casas este año, debido a que las personas prefieren otras zonas para residir. | Reuters

Redacción Central |

Las tres mayores empresas constructoras prevén una disminución de ventas en el presente año, tras fracasar en la creación de barrios fuera de zonas urbanas

Las tres mayores constructoras de viviendas de México prevén vender menos casas este año, debido a que las personas prefieren otras zonas para residir, lo cual las tienen hoy día grandes deudas con empresas suministradoras de materiales, señalan informaciones transmitidas este lunes en la capital del país.

Las fuentes consideran que esta situación beneficiará a las empresas suministradoras de materiales de construcción, porque las pequeñas entidades constructoras de viviendas podrán tener mayor participación en un mercado que requiere de buenas viviendas, pero también de lugares apropiados para los nuevos compradores.

Las estadísticas señalan que el país tiene un déficit habitacional en torno a nueve millones de viviendas, una alta tasa de empleo y una población joven en la nación de más de 112 millones de habitantes.

Pequeñas y medianas entidades constructoras, como Ara, Javer y Sadasi esperan este año un crecimiento de sus ventas, mientras que las tres mayores constructoras del sector Geo, Homex y Urbi, verían caer sus ingresos para enfocar sus esfuerzos por reducir sus deudas.

Según las estadísticas generales del sector, este mercado tuvo el año pasado un valor de ventas como de 15 mil millones de dólares, cálculo que este año debe tener un incremento en ventas de entre un 10 a 15 por ciento, estimó Eugene Towle, socio director de la consultoría Softec.

Las grandes firmas del sector perdieron potencial de crecimiento tras fracasar en sus proyectos de invertir en desarrollos y reservas de tierra fuera de zonas urbanas, mientras que la demanda cambió, porque ahora los compradores prefieren vivir cerca de escuelas y centros de trabajos, donde existan políticas gubernamentales que apoyen la tendencia.

Unas mil 200 empresas constructoras participan en el mercado mexicano, señalan datos de la Comisión Nacional de Vivienda, muchas de las cuales son entidades regionales o de segmentos que se pueden ocupar de la demanda que dejen las grandes.

también te puede interesar