Internacionales

Policía de Florida investiga fraude en inscripción de votantes

Autoridades policiales iniciaron una investigación sobre el supuesto fraude en los formularios de inscripción de votantes presentados por el Partido Republicano en Florida

Policía de Florida investiga fraude en inscripción de votantes
Policía de Florida investiga fraude en inscripción de votantes. | Internet

Redacción Central |

Autoridades policiales iniciaron una investigación sobre el supuesto fraude en los formularios de inscripción de votantes presentados por el Partido Republicano en Florida

El Departamento de Policía de Florida (FDLE, por sus siglas en inglés) inició una investigación penal sobre el supuesto fraude en los formularios de inscripción de votantes presentados por el Partido Republicano en ese estado.

De acuerdo con la información publicada en El Nuevo Herald, las autoridades policiales determinaron que hubo implicaciones delictivas tras revisar los formularios presentados por la empresa Strategic Allied Consulting.

En varios condados, desde el sur de la Florida hasta el Panhandle, se detectaron planillas sospechosas como algunas inscritas con nombres de fallecidos, mientras que otras incluyeron direcciones de votantes que corresponden a negocios de gasolineras y oficinas administrativas, entre otros.

El consejero general adjunto del Departamento de Estado, Bennett Miller, ordenó a los 67 supervisores de elecciones de esos condados revisar todas las planillas de inscripción presentadas por el partido rojo en Florida.

Según la fuente, esos registros pudieran convertirse en evidencias para ser utilizadas en las cortes, por lo cual las autoridades toman medidas a fin de evitar alteraciones.

A su vez, la semana pasada el Partido Republicano de la Florida presentó una denuncia de fraude electoral contra Strategic Allied Consulting, que se encuentra en estos momentos bajo investigación por las autoridades policiales.

En Estados Unidos, presentar información falsa sobre registros electorales es un delito grave de tercer grado, punible con hasta cinco años de cárcel y una multa que podría alcanzar los cinco mil dólares.

también te puede interesar