Internacionales

Estudiantes españoles pagarán por llevar su comida al colegio

El pago variará en función de lo que establezca cada centro educativo

Cobrarán por llevar comida
Algunos colegios españoles decidieron, a partir del próximo curso, cobrar tres euros (3,69 dólares) a los estudiantes que lleven su propia comida a las instituciones, anunció la directora general de Atención a la Familia y Comunidad Educativa de la Conselleria de Enseñanza de Cataluña, Meritxell Ruiz. | Internet

Redacción Central |

El pago variará en función de lo que establezca cada centro educativo

Algunos colegios españoles decidieron, a partir del próximo curso, cobrar tres euros (3,69 dólares) a los estudiantes que lleven su propia comida a las instituciones, anunció la directora general de Atención a la Familia y Comunidad Educativa de la Conselleria de Enseñanza de Cataluña, Meritxell Ruiz.

Ruiz sostuvo que el pago variará en función de lo que establezca cada centro educativo, en tanto señaló que con esta medida los colegios pretenden hacer frente a los gastos que supone tener monitores que vigilan a los menores, usar los microondas o neveras o los derivados de la limpieza para los envases de comida.

El Consejero de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, dijo que la decisión final de cobrar o no por llevar comida al colegio correrá a cargo de los propios centros educativos y los consejos escolares.

También en la Comunidad de Valencia se ha propuesto cobrar una cantidad “simbólica”, que no alcanzaría los tres euros de Cataluña, a los estudiantes que lleven comida preparada en casa para comer en el recinto escolar.

Esta decisión ha sido duramente criticada por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) y la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) que calificaron de “excesiva” dicha cantidad, especialmente teniendo en cuenta que los precios de los menús diarios que ofrecen los comedores rondan los seis euros (7,38 dólares).

El presidente de la Concapa, Luis Carbonel, señaló que las familias que tienen más dificultades económicas son precisamente las que preparan comida para sus hijos.

Por su parte, el presidente de la Ceapa, Jesús María Sánchez, ha calificado de “barbaridad” la medida. “Nos parece una barbaridad, que estemos hablando de precios de comedor que pueden rondar los cinco euros y se quiera cobrar hasta tres por la utilización de los espacios, nos parece una tomadura de pelo”.

Esta medida es “un intento más por parte del Gobierno y de las comunidades autónomas gobernadas por el PP (Partido Popular) de acabar con la escuela pública (…) Es un ataque claro hacia la escuela pública y a las familias que llevamos a nuestros hijos a estos centros”, añadió.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Telesur)

también te puede interesar