Internacionales

Marchan indígenas y campesinos colombianos contra minería

La manifestantes protestan también contra las fumigaciones sobre “cultivos de seguridad alimentaria”, y exigen la salida de actores armados en el Cauca

Marchan indígenas y campesinos colombianos contra minería
Marchan indígenas y campesinos colombianos contra minería. | Telesur

Redacción Central |

La manifestantes protestan también contra las fumigaciones sobre “cultivos de seguridad alimentaria”, y exigen la salida de actores armados en el Cauca

Al menos cuatro mil indígenas y campesinos de Putumayo, al suroeste de Colombia, marchan hacia Mocoa en rechazo de que esa localidad sea declarada distrito minero.

La marcha de los aborígenes y agricultores, que tiene cinco días, es también contra las fumigaciones sobre “cultivos de seguridad alimentaria”, y exigen la salida de actores armados en el Cauca.

Los manifestantes partieron de Puerto Asís y esperan llegar este viernes a Mocoa, capital de Putumayo, donde se encontrarán con otros marchistas.

El líder campesino, Marco Rivadeneira, dijo que les preocupa “el tema de las concesiones mineras. Para el Gobierno, el Putumayo ya no hace parte del Amazonas, sino que es un distrito minero; aquí no podemos titular y la tierra ya no es del campesino ni del indígena”.

Por su parte, el gobernador de Putumayo, Jimmy Díaz, aseguró que los indígenas y campesinos también exigían la presencia de observadores internacionales de derechos humanos por las minas instaladas en la frontera con Perú y Ecuador, que son colocadas por el frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Más de 40 familias indígenas del municipio de San Miguel, frontera sur de Colombia, debieron abandonar el lugar donde vivían después que dos niños fallecieron al pisar un campo minado.

La salud también es uno de los principales problemas que padecen los habitantes de la zona, pues la intervención, hace un año, de la Entidad Promotora de Salud (EPS) “Salud Selva Salud”, tras presentar un déficit de 11 mil millones de pesos, agudizó la situación para las comunidades afrodescendientes, indígenas y campesinas en el departamento de Putumayo, según informó el gobernador.

Díaz, aseguró que “hoy (jueves), pese a estar intervenida, esta EPS ya suma más de 52 mil millones de pesos (92.32 millones de dólares) de déficit. A pesar de que no puede operar, está más quebrada que antes y en esta región es la mayor prestadora de servicios de salud”.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Telesur)

también te puede interesar