Internacionales

Celebran liberación de rehenes del movimiento solidario con el Sahara Occidental

Fueron secuestrados hace nueve meses en por el Movimiento Unidad y Yihad en África del Oeste, una rama de Al Qaeda para el Magreb Islámico

CEAS Sahara
Movimiento solidario con el Sahara Occidental. | Internet

Redacción Central |

Fueron secuestrados hace nueve meses en por el Movimiento Unidad y Yihad en África del Oeste, una rama de Al Qaeda para el Magreb Islámico

“Hoy es un día de plena alegría para todas las mujeres y los hombres que participamos en el movimiento solidario con el Sahara Occidental, para todas las organizaciones de amistad y apoyo y todos los que hemos mantenido la esperanza, en un mundo mejor entre tantas y tantas señales de desespero”, expresó José Taboada, portavoz de la coordinadora estatal de asociaciones solidarias con el Sahara (Ceas-Sáhara), luego de la liberación de sus dos compañeros, en la que siempre habían confiado.

Taboada se mostró optimista por la liberación de los cooperantes españoles Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons, y la italiana Rossella Urru, apresados el 22 de octubre de 2011 y trasladados a algún lugar del norte de Mali por el Movimiento Unidad y Yihad en África del Oeste, una rama de Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI).

“Una satisfacción compartida por todo el pueblo saharaui que, en los campamentos de población refugiada, en las tierras del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, o en cualquier rincón del mundo siente que, al menos por un instante, la historia les ha hecho justicia, consiguiendo la liberación de quienes no se esforzaban sino en ayudarlos y favorecer su propia liberación”, añadió Taboada.

Todos los miembros de las organizaciones humanitarias que trabajan en la zona han estado pendientes día a día del secuestro, “como si fueran sus hijos”, dijo Taboada, convencido de que los recién liberados seguirán dispuestos a ayudar al pueblo saharaui.

De esa preocupación y seguimiento ha quedado constancia en la página web de Ceas-Sáhara, en la que un calendario contaba día a día las jornadas de secuestro en espera de la liberación.

El ánimo de los compañeros de los cooperantes ha sido de esperanza, según Taboada, quien ha insistido en la confianza que todos han tenido en las gestiones del Ejecutivo español y de los gobiernos de la zona, aunque no se han olvidado en ningún momento del sufrimiento de los secuestrados, que se “alargaba demasiado”.

“Pensábamos que unas personas que estaban realizando una labor humanitaria no se merecían esto”, ha subrayado Taboada, quien ha confiado en que el secuestro de casi nueve meses no deje secuelas de ningún tipo a los cooperantes y “puedan seguir luchando y resistiendo con nosotros”.

Pero además de la alegría por el fin del cautiverio, Taboada patentizó la necesidad de seguir luchando por el pueblo saharaui, que “lleva mucho tiempo en el desierto y también sufre muchas penalidades”.

“Queremos también aprovechar la oportunidad para mostrar nuestra solidaridad con las familias y allegados de Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, cooperantes que permanecen secuestradas en el cuerno de África y cuya liberación exigimos con la misma preocupación y firmeza”, subrayó el dirigente.

“Del mismo modo, esta liberación no puede hacernos olvidar que su secuestro y cautiverio es el resultado no deseado de una violencia aún mayor: la que en su día se perpetró contra todo el pueblo saharaui, hace treinta y siete años, y que ha supuesto su fragmentación social y la ruptura de sus familias por tan largo período. Una situación de abandono mantenida hasta hoy, por la apatía y la desmemoria de la comunidad internacional. Y que nos hace seguir reclamando, más si cabe, sus derechos y que se mantengan las ayudas de cooperación necesarias para asegurar su supervivencia y su salud. Nuestra crisis no puede hacernos olvidar las dificultades y el dolor de este pueblo al que la historia ha acercado a nosotros hasta hermanarlo”, añadió.

“Que esta liberación sea el primer paso y el símbolo de la libertad que, más pronto que tarde, le espera a un pueblo que hoy, secas sus lágrimas, sonríe y confía en un futuro en el que la fortuna les permita poder mostrar hacia los demás el apoyo y la solidaridad que se les ha prestado”, finalizó.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-CEAS Sahara)

también te puede interesar