Internacionales

Ganador oficial de elecciones en México se dará a conocer en dos meses

El cómputo definitivo de los votos se inició la víspera y debe terminar este jueves

Redacción Central |

El cómputo definitivo de los votos se inició la víspera y debe terminar este jueves

El ganador oficial de los comicios presidenciales efectuados el pasado domingo en México se tardará en conocer aproximadamente dos meses, estimó el Instituto Federal Electoral (IFE).

El cómputo definitivo de los votos se inició la víspera y debe terminar este jueves en cuanto a la elección presidencial, indicó IFE en un comunicado divulgado en varios medios locales.

El proceso se inició tras el escrutinio de los votos que llevaron a cabo la noche de la elección los funcionarios de casilla (de las mesas de votación) y de un cómputo preliminar de los resultados que concluyó el martes.

No obstante, pese a que el cómputo debería finalizar este jueves, el IFE insistió en que ante la intención del Movimiento Progresista (encabezado por Andrés Manuel López Obrador, AMLO) de impugnar, el “complejo proceso” para declarar oficialmente ganador durará probablemente otros dos meses.

El conteo oficial de los votos, según el IFE, consiste en el cotejo, en cada uno de los 300 distritos electorales del país, de las actas con los resultados que llenaron los funcionarios de casilla.

Se contempla aplicar la figura del llamado “voto por voto” en los casos en que en una casilla exista menos de un punto de diferencia en los resultados entre el primero y el segundo lugar, así como cuando existan evidencias de que los paquetes electorales fueron alterados.

Otro motivo para realizar dicho conteo es cuando los votos nulos sean más que la diferencia entre los dos primeros lugares o cuando en una casilla todos los sufragios sean para un candidato o partido.

El cómputo inicia con las votaciones para presidente, cuyo resultado definitivo se espera este jueves, y después seguirá con las de diputados y senadores, que se prologarán hasta el domingo, explicó el organismo.

En casos determinados por la ley -que todos los votos sean para un solo candidato o que la diferencia entre primero y segundo sea igual o menor al uno por ciento, entre otros-, los responsables de distrito podrán autorizar un recuento voto por voto.

El domingo, una vez que concluya este cómputo, comenzará un periodo de cuatro días para presentar impugnaciones ante el Tribunal Federal Electoral (Trife).

López Obrador ya ha anunciado que planteará denuncias por compra de votos, la superación de los topes de gasto de campaña por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y “la falta de imparcialidad en los medios de comunicación” durante la campaña.

La legislación electoral exige que, para anular la elección, es necesario que haya “irregularidades graves, plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo” en al menos el 25 por ciento de las casillas instaladas en todo el país.

El Trife tiene hasta el 31 de agosto para resolver las impugnaciones y otros seis días, hasta el 6 de septiembre, para realizar el cómputo final y formular la declaración de validez de la elección.

A menos que se declare nula la elección, el presidente electo asumirá su cargo el 1 de diciembre, tres meses después de que lo haga el nuevo Congreso.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Telesur)

también te puede interesar